Productos para bebés, parafarmacia y cosméticos, los artículos más codiciado por los ladrones



15 mar 2015. 17.16H
SE LEE EN 6 minutos
David García. Madrid
Las farmacias españolas se han convertido en objetivo número uno de los enemigos de lo ajeno que han visto en ellas una fuente de género al que poder dar salida luego en el mercado negro.

En la actualidad, el principal quebradero de cabeza de sus profesionales es el repunte, según han asegurado desde diferentes colegios profesionales, de los hurtos en los propios establecimientos.

Así lo han puesto de relieve desde la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), que confirman este repunte entre sus asociados aunque no se atreven a dar un dato exacto sobre las pérdidas.

Antoni Torres, presidente de Fefac.

Sí lo hacen desde Cataluña, concretamente desde la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), y apuntan que el hurto supone la pérdida del 6 por ciento de la recaudación. “El índice de hurtos sí ha subido”, aclara Antoni Torres, presidente de Fefac, que además explica que estos cacos tienen muy claro su objetivo: “Suelen ser productos que están enzonas de exposición, sin caja, y si son marcas conocidas, aún más cuidado hay que tener”.

Torres va más allá y aclara que esos robos los puede cometer cualquiera, incluso clientes habituales, “gente que no te esperas” y finalmente lamenta que “no se suele denunciar”.

Se da la circunstancia de que hace pocos días esta entidad ha firmado un acuerdo con una empresa de seguridad para poner las medidas necesarias que frenen estos delitos.

Esa compañía, Covert Security, trabaja además con farmacias de toda España. Su director comercial, Jorge Aguña, cuenta que los sistemas que se instalan de manera más habitual son las cámaras de videovigilancia, que por un lado son disuasorias y por otro facilitan la identificación del ladrón una vez ha cometido el acto. Eso sí, explica también que en ocasiones son grupos enteros de personas, a cara descubierta, los que entran y se llevan todos los productos de escaparates y estanterías, sobre todo cremas caras. Cada vez son más las farmacias que invierten en seguridad y según Aguña, éstas gastan una media de 50 euros al mes en esta materia.

Atracos a la baja, salvo excepciones

Tanto desde Fefac como desde FEFE indican que los atracos han disminuido. También lo hacen desde el Colegio General de Colegios de Farmacéuticos, aunque en este caso señalan que hay repuntes puntuales. Los últimos, en Castilla y León.

Jesús Aguilar, del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Burgos.

Desde el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de esta comunidad señalan que este repunte se da en zonas rurales de Palencia, Soria y Burgos.

En esta provincia, Jesús Aguilar, presidente de su Colegio Oficial de Farmacéuticos, confirma que se ha detenido a los causantes de ese repunte, los miembros de una banda que robaba principalmente cosméticos para su posterior venta a través de internet.

Desde entonces, este Colegio ha puesto en marcha una campaña de colaboración constante con Policía Nacional y Guardia Civil para garantizar la seguridad y se han distribuido a sus farmacias una serie de recomendaciones y de consejos para evitar este tipo de hechos.

El grave caso de Burgos

Hace pocas semanas se ha detenido a una banda muy activa especializada, entre otros, a los robos en farmacias.

Así lo confirman a Redacción Médica desde la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos. José Luis, Cabo Primero de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de esta provincia, explica que se ha detenido a dos hombres y una mujer responsables del robo de "miles" de productos en farmacias de Burgos, Segovia, Valladolid, Palencia y Soria y que llevaban ya tiempo actuando.

Su 'modus operandi', explica, era siempre el mismo. Localizaban una farmacia (siempre en un entorno rural) y la vigilaban durante semanas e incluso meses. Tras ello, siempre de noche, forzaban los cierres para acceder y llevarse "sobre todo artículos de parafarmacia y de belleza, fáciles de distribuir, e incluso de medicamentos genéricos". Actuaban "siempre amparados en la noche y aprovechando los caminos rurales como escapatoria", cuenta el cabo José Luis, que prefiere reservar su apellido por razones de confidencialidad y seguridad.

Ante tal incremento de robos, las farmacias castellanoleonesas diron la voz de alarma y tras varios meses de exhaustivas labores de vigilancia por parte de los agentes y gracias también a los datos aportados por ciudadanos anónimos, se ha podido detener a esta banda.

Imagen de la Guardia Civil de Burgos con parte de los objetos de belleza y parafarmacia incautados a la banda dedicada a robar en farmacias.



Para hacernos una idea de la magnitud de sus robos, el cabo José Luis nos indica que desde su detención ha desaparecido cualquier rastro de delincuencia en la zona. Es decir, que este grupo monopolizaba toda la delincuencia en estas provincias.

Casos puntuales en Madrid y Navarra

En Madrid mientras tanto, Juan Carlos Conde, de Adefarma, explica que en este tipo de atracos se busca sobre todo el dinero de la caja pero también estupefacientes (tranquilizantes sobre todo), algo que se comparte desde los otros Colegios. Conde confirma que en Madrid existe una comisión sobre farmacias en la Delegación de Gobierno pero que “hace tiempo que no se convoca”. A este respecto, Conde recuerda que hace justo un año se detenía al autor del atraco a 15 farmacias y valora que “que un tipo atraque 15 farmacias para nosotros es motivo suficiente para que se reúna la comisión”.

No hay que irse tan atrás en el tiempo en los picos de atracos puntuales. El pasado 5 de marzo se detenía en Madrid al autor de los atracos a tres farmacias de un mismo barrio; y en Pamplona, el pasado 4 de febrero un mismo individuo, cuchillo en mano, atracaba cinco farmacias en solo dos días.

Para luchar contra este tipo de delitos, además de la estrecha colaboración con los distintos cuerpos de seguridad, existen medidas, cuenta Jorge Aguña de Covert Security, como el denominado ‘botón del pánico’ (conectado a una central de alarmas) o el sistema de niebla, que como su propio nombre indica, al activarlo se llena de niebla el establecimiento reduciendo la visibilidad del atracador.

En referencia a la colaboración con la Policía, FEFE explica que los agentes suelen hacer inspecciones en los establecimientos y en sus medidas de seguridad, sobre todo en aquellas farmacias que están en turno de guardia.

ENLACES RELACIONADOS:

Las farmacias elaboran un informe para defenderse de la potencial amenaza de Competencia (25/02/2015)

El pago de la factura de enero a las farmacias se retrasa (05/03/2015)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.