Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Las bebidas alcohólicas llevarán rótulos contra el consumo de menores

El ministerio baraja también formar a trabajadores y estudiantes sobre hábitos saludables

Lunes, 29 de abril de 2013, a las 18:30

Redacción. Madrid
Doce científicos se han reunido este lunes en el Ministerio de Sanidad para aportar su visión sobre los contenidos de la futura norma contra el consumo y venta del alcohol a menores.  La ministra Ana Mato ha expuesto a científicos, catedráticos e investigadores que su intención es la de "alcanzar el consumo cero de alcohol en menores".

La ministra Ana Mato y el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, con los doce expertos.

A todos ellos se les han expuesto las principales medidas que el Ministerio está estudiando incluir en la ley. Mato ha detallado que la futura norma contemplará la prohibición, con carácter general del consumo de alcohol por parte de menores de edad, así como la venta y dispensación de bebidas a menores con tal fin. Asimismo, la norma restringirá la publicidad orientada a fomentar el consumo de alcohol entre niños y adolescentes. En materia de sensibilización, se estudia incluir medidas adicionales, como establecer, de forma obligatoria, para el personal que dispense bebidas alcohólicas, cursos de formación específica. También se considera necesario, emprender acciones que promuevan la educación para la salud, incluyendo en las orientaciones curriculares de Primaria y Secundaria contenidos que potencien hábitos de vida y de consumo saludables. Otra de las medidas que se contemplan para incluir en la norma es el mandato de incorporar leyendas o rótulos que recuerden la prohibición del consumo de alcohol por parte de menores de edad en los envases y promociones de las bebidas, así como en los establecimientos de venta de alcohol.

La ministra ha manifestado que “aceptar como natural que la diversión de los menores esté cada fin de semana unida al consumo de alcohol supone aceptar un fracaso como sociedad”. Por ello, ha pedido sus aportaciones a todos los expertos que han acudido a la reunión, para reducir el consumo de alcohol entre los adolescentes, educarles dándoles libertad de elegir con responsabilidad, pero estableciendo límites, y sensibilizar a las familias y a toda la sociedad.