14 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Miércoles, 18 de febrero de 2015, a las 18:55
Redacción. Bilbao
El sindicato LAB ha afirmado, tras la reunión de la mesa sectorial de Osakidetza, que el Servicio Vasco de Salud sigue ofertando una OPE "insuficiente que perpetua la pérdida de empleo y de calidad en Osakidetza". Por lo tanto, ha apostado por seguir adelante con las movilizaciones.

En un comunicado, ha indicado que la propuesta que ha trasladado Osakidetza "no difiere sustancialmente" de la presentada en la anterior reunión y "no cumple ninguno de los puntos mínimos reclamados por el conjunto de sindicatos".

LAB ha señalado que plantea dos OPEs hasta 2016 con un total de 2014 plazas, de las que la mitad son para promoción interna. Además, ha indicado que las sustituciones que plantea serían desde el séptimo día de ausencia con algunas excepciones y también ha criticado que no proponga reducción de la jornada ni devolución de licencias robadas y que no concrete el punto del desarrollo profesional.

Por otra parte, ha señalado que la propuesta introduce dentro de la propuesta de negociación los ámbitos electorales, "un aspecto que no tiene nada que ver con esta negociación y que solo intenta enrarecer el ambiente".

A su juicio, con este planteamiento, Osakidetza "apuesta por la destrucción de empleo, por la precarización y por la pérdida de calidad asistencial", además de "negar" a los miles de trabajadores derechos básicos como son la negociación colectiva. Por ello, ha exigido un calendario "serio" para la negociación de un nuevo Acuerdo de Condiciones Laborales, que no ha sido renovado desde 2007.

"El PNV se ampara en los límites impuestos por Madrid, pero esto no es cierto. Hay margen de sobra si hay voluntad política. Pero esa voluntad no existe porque, en el fondo, el PNV tiene la misma visión de los servicios públicos que tiene el PP", ha añadido.

En este sentido, ha destacado que, al no existir acuerdo, siguen adelante con las movilizaciones para impedir que "conviertan Osakidetza en un servicio de salud público de quinta categoría mientras apuestan por la sanidad privada como forma de llenarse bien los bolsillos".