14 nov 2018 | Actualizado: 12:30

La unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del Reina Sofía de Tudela reducirá un 40% los ingresos

Las intervenciones más habituales son hernias, nódulos de mama o cirugía de varices

Viernes, 20 de febrero de 2015, a las 15:43
Redacción. Pamplona
El Hospital Reina Sofía de Tudela ha puesto en marcha recientemente la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) con la que se podrá reducir un 40 por ciento el número de ingresos hospitalarios derivados de intervenciones quirúrgicas.

La Cirugía Mayor Ambulatoria es "una alternativa a la hospitalización tradicional que permite tratar a los pacientes de forma efectiva, segura y eficiente sin necesidad de ingreso, con ventajas como una menor interrupción de la vida cotidiana del paciente, especialmente importante en cirugía pediátrica, una mayor flexibilidad en la programación de la intervención así como un menor riesgo de infecciones hospitalarias", ha dicho el Ejecutivo.

Además, "se reduce el número de camas necesarias, lo que permite su uso alternativo para otro tipo de técnicas o intervenciones, y permite una mejor y más efectiva programación quirúrgica con la consiguiente reducción de los tiempos de espera", ha resaltado.

Operaciones de menos de 90 minutos

Por lo general, la selección de pacientes y procedimientos para Cirugía Mayor Ambulatoria se realizará atendiendo a una serie de criterios médicos y sociales: intervenciones que no necesiten una preparación compleja, con duración menor de 90 minutos y que precisen cuidados postoperatorios sencillos.

En cuanto a los pacientes, deberán firmar el consentimiento informado y deberá de haber un adulto responsable del paciente durante las primeras 24 horas del post-operatorio, o soporte familiar adecuado, entre otros requisitos.

La unidad de CMA dispone de ocho habitaciones con 16 camas para la atención preoperatoria, ubicadas en la segunda planta del hospital; las intervenciones quirúrgicas se realizan en los quirófanos convencionales del hospital, y la recuperación, en la Unidad de Reanimación Postanestésica común con el resto de pacientes intervenidos.

Las intervenciones más habituales susceptibles de CMA son hernias, fístulas, nódulos de mama, cirugía de varices, injertos de piel, laparoscopias, cataratas, pólipos nasales, cuerdas y nódulos vocales, artroscopias de rodilla, o bloqueos epidurales.

En estas casi tres semanas de actividad, se han realizado un total de 70 intervenciones de CMA, sobre un total de 144 intervenciones quirúrgicas de todo tipo, lo que supone el 48,61 por ciento. A largo plazo (dos años), se prevé que la tasa de procedimientos ambulatorios sea del 40 por ciento sobre el total, es decir, en torno a 2.200 de los 5.500 procedimientos quirúrgicos que se realizan cada año.