21 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Viernes, 10 de octubre de 2014, a las 13:21
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Parece que la Unión Europea (UE) ha decidido cerrar toda polémica sobre las condiciones de la negociación relativas a la Asociación Trasantlántica sobre Comercio e Inversión con Estados Unidos (TTIP), al menos en el ámbito sanitario.

Ignacio García Bercero.

Ignacio García Bercero, jefe de la Negociación en el acuerdo por parte de la UE, deja claro que, en todo caso, la competencia sobre posibles cambios en los sistemas sanitarios nacionales, una vez firmado el acuerdo, recae en los estados miembro.

Así lo explica en una carta destinada a Jon Healey, presidente de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, en la que precisa que los países europeos tendrán entera libertad para controlar la forma en que dirigen sus sistemas de salud pública.

De hecho, en la misiva, García Bercero precisa algunos de los aspectos que más preocupación han suscitado durante los últimos meses. Para empezar, ratifica que los estados miembro tendrán libertad para decidir si proveedores extranjeros pueden pujar por contratos en el ámbito de la salud y, si es así, los términos en los que suscribirán dichos acuerdos: los de la UE o los domésticos.

Asimismo, también asegura que son los países los que decidirán si se incorporan médicos extranjeros a los sistemas nacionales de salud, si las empresas privadas podrán suministrar servicios de salud pública o si partes ya privatizadas de los sistemas sanitarios deben volver a la propiedad pública.

Protección de salud

De hecho, según las últimas informaciones proporcionadas por la Comisión Europea sobre las negociaciones con Estados Unidos, la idea es mantener “altos niveles de regulación” en algunos ámbitos comerciales, como el de los medicamentos. Además, fuentes del ejecutivo aseguran que hay “un compromiso inequívoco y firme: no se hará nada que pueda disminuir o poner en peligro la protección de la salud, la seguridad, los consumidores u otros objetivos de política pública”.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda a la carta de Ignacio García Bercero.

España no quiere liberalizar su sanidad (28/09/2014)

La Unión Europea ofrece a Estados Unidos liberalizar el sistema farmacéutico español (13/07/2014)