17 nov 2018 | Actualizado: 11:55

La Subcomisión retoma el trabajo sin el PSOE e IP

Martínez Olmos y Llamazares continúan al margen del trabajo marcado en septiembre

Lunes, 15 de octubre de 2012, a las 22:31

María Márquez. Madrid
El próximo día 24 está prevista la primera reunión de la Subcomisión de Sanidad tras el abandono del PSOE y de la Izquierda Plural (IP). Ambos grupos parlamentarios han confirmado a Redacción Médica que, un mes después de su decisión, no tienen intención de volver a participar en ella tras no haber recibido señales de Gobierno para reconsiderar la reforma sanitaria. Para Conxita Tarruella, portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso e impulsora de la Subcomisión, estas ausencias no tienen por qué paralizar la hoja de ruta aprobada por los portavoces en su última reunión.

Los portavoces José Martínez Olmos (PSOE), Conxita Tarruella (CiU) y Gaspar Llamazares (IP).

Para José Martínez Olmos, el portavoz socialista, la condición sine qua non para confiar en la posibilidad de acuerdo con el grupo mayoritario es que el Ministerio de Sanidad recapacite y “vuelva a la universalidad del sistema”. Desde Izquierda Plural apuntan que “sin señal de cambio por parte del Gobierno” no hay vuelta atrás en su decisión, tal y como “habían advertido desde antes del verano”.

El trabajo pendiente

El plan inicial de trabajo, estipulado el pasado 19 de septiembre para ser culminado en los dos meses siguientes, tiene dos objetivos: elaborar un cuestionario para que autoridades sanitarias (Gobierno y autonomías) identifiquen los problemas de sostenibilidad del SNS; y confeccionar un listado de comparecientes para enriquecer las conclusiones de la Subcomisión. El próximo día 24, se calibrarán las oportunidades de trabajo por parte de los cinco grupos parlamentarios restantes (PP, CiU, UPyD, Grupo Vasco y Grupo Mixto), tal y como apunta Tarruella, quien además recuerda que el PSOE tampoco participa en otra Subcomisión creada en el seno de la Comisión de Economía y Competitividad, “y trabajan igualmente”. Sin embargo, la portavoz de CiU ha resaltado que los portavoces de PSOE e Izquierda Plural “saben que tienen la puerta abierta”.