17 nov 2018 | Actualizado: 11:55

La Sociedad de Medicina Familiar pide potenciar su especialidad en la universidad

“El abandono progresivo de actividades preventivas llevará a un aumento del gasto sanitario”, asegura

Martes, 10 de marzo de 2015, a las 19:21
Redacción. Mérida
La nueva Junta Directiva de la Sociedad Extremeña de Medicina Familiar y Comunitaria, que preside Ana Arroyo, ante la celebración el próximo 12 de abril del Día de la Atención Primaria, ha elaborado un decálogo de demandas para mejorar el sistema sanitario, que a su juicio debe tener como pilar fundamental a los profesionales de la Atención Primaria.

Según este colectivo, centrar el interés sanitario solo en el hospital y el abandono progresivo de actividades preventivas “llevará a un aumento del gasto sanitario sin mejorar el nivel de salud de los ciudadanos”. Asimismo, recuerdan que la intervención que Atención Primaria realiza sobre los factores de riesgo cardiovascular “disminuye un 50 por ciento la mortalidad por esta causa”, a la vez que reivindican el liderazgo de la Atención Primaria en la nueva Estrategia para el Abordaje del Paciente Crónico.

Otras de las demandas son “una hoja de ruta actualizada que especifique qué recursos hay que dedicar a la atención urgente, las consultas de problemas de salud y las actividades preventivas, así como igualar el acceso a pruebas complementarias en todas la áreas para alcanzar la resolución real que puede tener la Primaria”.

También consideran fundamental que la Medicina de Familia esté presente en la universidad y que marque los pasos hacia la troncalidad, ya que “solo un 20 por ciento de las facultades cuentan con profesores que impartan Medicina de Familia”.

Asimismo, demandan que todas las unidades docentes estén dotadas de los recursos necesarios para que la oferta formativa pueda resultar atractiva a la hora de elegir plaza; o sustituir al profesional que se ausenta para evitar demoras, listas de espera y masificación de consultas son otras demandas de la nueva junta directiva, para quien estas propuestas “redundarán en la calidad asistencial” que recibe el paciente, “el principal y único protagonista que debe interesar al Sistema Sanitario Público”.