Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Viernes, 31 de julio de 2015, a las 11:14
Redacción. Valladolid
El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, ha animado al PSOE a que apoye el proyecto de implantación de la recta electrónica en la región, que en la actualidad se encuentra en fase piloto en los municipios vallisoletanos de Portillo y Cigales.

Antonio Sáez Aguado.

Según el propio consejero la receta electrónica es un sistema "muy complejo", desde el punto de vista tecnológico, cuyos primeros resultados espera tener próximamente, al tiempo que ha deseado que se implante en toda la Comunidad antes de que termine el 2016, un año después de empezar con el proyecto.

Así lo ha declarado Sáez Aguado tras la primera reunión de Consejo Castellano y Leonés de Sanidad, máximo órgano de la Sanidad Pública de la Región, donde se ha trasladado a los integrantes del organismo tres anteproyectos.
El primero referido a las autorizaciones sanitarias de funcionamiento y comunicación previa actividad de las empresas alimentarias y la creación, para facilitar su instalación, y de regulación del registro de actividades en este sector, que será público.

Asimismo, el consejero ha informado de los bocetos de ordenación de la red de trasplantes de Castilla y León, que pretende convertirse en una herramienta "eficaz y clave" para planificar, ordenar y coordinar las actividades relacionadas con la extracción, conservación y distribución, entre otras, de tejidos humanos.

Para ello, el titular de la cartera de Sanidad ha explicado que se establecerá una estructura organizativa en sus distintos niveles y el marco de relaciones y competencial de los agentes participantes. Por último, el anteproyecto por el que se regula la red autonómica de hemoterapia y hemodonación con el objetivo de integrar los recursos disponibles, garantizar la calidad y la seguridad de la sangre, tanto para los donantes como para los receptores, y con el fin de velar por la calidad sanguínea, se formará un sistema de hemovigilancia relativos a efectos o reacciones adversas graves en estos actores.