20 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Martes, 27 de septiembre de 2011, a las 23:50

PRIMER PLANO
PRESENTA EL PRIMER DICCIONARIO DE TÉRMINOS MÉDICOS “PENSADO” EN CASTELLANO
La RANM define por fin la Medicina hispanohablante
Recoge más de 50.000 entradas sobre enfermedades, partes del cuerpo, técnicas de diagnóstico o tratamientos, medicamentos, utensilios, reseñas biográficas, etc.

Redacción / Óscar López Alba / Imagen: Pablo Eguizábal y Diego S. Villasante. Madrid
La Real Academia Nacional de Medicina ha presentado este martes su primer 'Diccionario de términos médicos', una obra "pensada y escrita" en español que ayudará a los profesionales sanitarios y a cualquier persona a conocer y escribir correctamente cualquier término relacionado con la salud.

Manuel Díaz-Rubio, presidente de la RANM.

Esta obra incorpora 65.000 acepciones de un total de 51.727 entradas sobre enfermedades, partes del cuerpo, técnicas de diagnóstico o tratamientos, medicamentos, utensilios, reseñas biográficas, etc. Además, ofrece 25.435 sinónimos y variantes, información etimológica e histórica de 6.672 términos, y 27.000 observaciones lingüísticas y técnicas sobre el uso correcto de los términos. Según ha reconocido el presidente de la Real Academia, Manuel Díaz-Rubio, este proyecto "era un viejo sueño de la institución” que comenzó a fraguarse en 1998, y que de una forma más continúa se ha materializado en los últimos seis años gracias al trabajo de todos los académicos y diversos especialistas.

Díaz Rubio ha destacado la defensa del español que hace esta obra, pese a que la Medicina es un campo donde "abundan cada vez más los anglicismos, que conocen los médicos pero no la sociedad". "El diccionario está pensado y realizado en español, no es ninguna traducción de otras lenguas como el francés o el inglés", remarca el presidente de la RANM. De hecho, incorpora tanto términos de la medicina española (como MIR, dieta mediterránea o herida por asta de toro) como de la hispanoamericana (sanitarista, tapaboca o bioterio), algunos incluso ya en desuso.

Imagen de la mesa presidencial encabezada por el presidente de la RANM, Manuel Díaz-Rubio. A su lado, Ignacio Garralda, presidente de la Fundación Mutua Madrileña, que ha patrocinado la obra. Completan la mesa, Manuel Blecua, director de la Real Academia Española de la Lengua; Hugo Brik, director general de la Editorial Médica Panamericana (izquierda); y Miguel Lucas Tomás, secretario general de la RANM (derecha).

Julio Zarco, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), saluda a Ángel Gil de Miguel, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos. A la derecha, Emilio Gómez de la Concha, jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Clínico de Madrid, saluda a Miguel Lucas Tomás.

De izquierda a derecha, Manuel Lamela, presidente de la Fundación Lafer; José Manuel Ribera Casado, presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Geriatría; Manuel Martín, referente desde hace años en el sector sanitario y farmacéutico; y la investigadora Margarita Salas.

El aforo de la Real Academia Nacional de Medicina se ha quedado pequeño en la presentación de este Diccionario.

De izquierda a derecha, Aurora Guerra, jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid; José María Segovia de Arana, creador del sistema MIR para la formación de especialistas en la Sanidad española; Antonio Campos, académico coordinador del Diccionario; y Antonio Bascones, catedrático de Medicina Bucal y Periodoncia por la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid.

De izquierda a derecha, Eduardo Díaz-Rubio, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid; José Antonio Gutiérrez Fuentes, director de la Fundación Lilly. En la imagen de la derecha, Ricardo de Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), y Ricardo López, director general de Sanitaria 2000.