18 nov 2018 | Actualizado: 14:00

La ONT da rango de ley a su control sobre las campañas de donación

Con todo, “no se va a cambiar ni una coma” del redactado, indica Rafael Matesanz

Lunes, 06 de julio de 2015, a las 13:08
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) va a refozar la orden mediante la que controla las campañas de donación de pieles o tejidos, impidiendo que se puedan producir a personas concretas. Y lo va a hacer a través del proyecto de Real Decreto por el que se regula el procedimiento de autorización para la realización de actividades de promoción y publicidad de la donación de células y tejidos humanos, que ha publicado el Ministerio de Sanidad.

Rafael Matesanz, director de la ONT.

La intención de la ONT con esta iniciativa es la de reforzar esta norma con un cambio de rango, que no permita poner en duda su contenido, orientado a evitar campañas de donación a personas concretas como la de 'Médula para Mateo', la última con mayor repercusión mediática. Con todo, Rafael Matesanz, director del órgano, indica que “tiene el mismo texto que la orden ministerial previa, no se modifica ni una coma”. El objetivo, tanto de la orden como del real decreto, es evitar que se realicen llamamientos para conseguir un donante para una persona en particular, dado que todos los pacientes deben tener las mismas posibilidades a la hora de recibir un trasplante.

En declaraciones a Redacción Médica, Matesanz explica que el cambio normativo está motivado por “el recurso contencioso-administrativo que puso una asociación de pacientes contra la orden, aduciendo un problema de rango competencial. Aunque defendemos la orden y los tribunales todavía no se han pronunciado, hemos preferido poner en marcha los mecanismos para elevarla a decreto ley con el fin de cubrirnos las espalda y evitarnos problemas en el futuro”.

Énfasis en el ‘a priori’

El proyecto hace énfasis en que “la posible sustitución de la autorización previa por la simple comunicación a posteriori no resulta adecuada por cuanto el daño a evitar -la inobservancia de lo dispuesto en las normas al realizar las actividades de promoción y publicidad- se produce antes de efectuar la comunicación”, con lo cual se desecha cualquier posibilidad de los análisis de las compañas no sean ‘a priori’.

Asimismo, en el documento se precisa que no habrá impacto económico alguno.

ENLACES RELACIONADOS


Acceda al proyecto de Real Decreto

La ONT frena las campañas de donación para personas concretas (08/01/14)