Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La OMC pide revisar, que no derogar, la reforma de Mato

La sostenibilidad del sistema es el eje sobre el que giran las propuestas, que tocan también las políticas farmacéuticas y de recursos humanos

Jueves, 24 de septiembre de 2015, a las 15:46
Redacción. Madrid
La Organización Médica Colegial ya prepara las elecciones generales. Y lo hace con la aprobación en Asamblea de un documento titulado ‘Reformas estructurales y gestión institucional del cambio en el Sistema Nacional de Salud’, que sienta las bases generales de la OMC para presentarle a los partidos políticos las demandas de los médicos de cara a las próximas elecciones generales.

Fuentes de la organización apuntan que el documento aún no está terminado, que se le está dando los últimos detalles y que cuando se finalice será trasladado a los principales líderes políticos, cosa que ocurrirá "próximamente".

El eje sobre el que gira el citado documento es la petición de una política sanitaria que garantice la sostenibilidad del sistema para que a su vez sea equitativo, suficiente, eficiente y de calidad. Para ello pide una actuación integrada en el ámbito regulador de la investigación, la asistencia y la gestión, con independencia del poder político gobernante.

Desde la OMC indican que no piden la derogación del RD 16/2012, sino una revisión para hacer una definición positiva de "ciudadanía sanitaria" y para que se atiendan en las mismas condiciones a todos los españoles.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC.

El resto de demandas de la OMC contemplan pedir un acuerdo político al máximo nivel que facilite la "imprescindible" y "postergada" reforma del SNS; una financiación adecuada y finalista; definir el modelo del SNS y concretar sus atributos de universalidad, equidad y calidad;  definir la cartera de servicios comunes del SNS; establecer la interoperabilidad real del sistema de información en todo el país; contar con una política de recursos humanos para atender adecuadamente los servicios; y establecer las necesarias reformas entorno al gasto farmacéutico.

Sin embargo, el documento también incluye valoraciones positivas ya que la OMC pone en valor los buenos resultados en salud del SNS, con una inversión media que definen como “aún aceptable”, pese al descenso de la inversión sanitaria, indican, que ha pasado del 6,9 por ciento del PIB en 2008 al 5,9 en 2014, lo que ha incidido, según reitera la corporación médica, en el aumento de listas de espera, en un empeoramiento notable de las condiciones del ejercicio de la profesión médica, con una bajada entorno al 25 por ciento de los salarios y una precariedad laboral que afecta al 30 por ciento de los médicos.

Recursos humanos

Uno de los temas que más preocupan a la OMC, y que así será trasmitido a los partidos políticos a través del documento aprobado, son los relativos a las políticas de recursos humanos.

En este sentido, defiende la  optimización de puestos directivos y administrativos, la unificación de las condiciones laborales y la reposición de las plazas de médicos necesarias para atender adecuadamente los servicios. También aboga por el establecimiento de la Validación Periódica de la Colegiación y la recertificación profesional, que la OMC ha puesto en marcha este año junto con las sociedades científicas. Propone que el Desarrollo Profesional Continuo y la investigación sean financiados por el SNS y que se contemple un correcto tratamiento fiscal para la Formación Médica Continuada.

Asuntos farmacéuticos

El documento de la OMC también valora la situación del gasto farmacéutico y lo definen como de “crecimiento incontrolado”. Así, la OMC destaca el desajuste entre la reducción del gasto farmacéutico por receta y el crecimiento del hospitalario a causa de los altos precios de los nuevos fármacos.

Para corregirlo, propondrá a los partidos una gestión de compras centralizada, establecer criterios de efectividad y eficiencia en la financiación pública de medicamentos, y establecer  precios adecuados a la realidad económica del país que impliquen cambios en la política de patentes para que las innovaciones sanitarias no supongan un riesgo para la sostenibilidad del sistema o una descapitalización de la medicina.

ENLACES RELACIONADOS:

La OMC propone un impuesto “finalista” a alcohol y tabaco para financiar el SNS (06/08/2015)

PSOE y OMC alinean posturas de cara a las elecciones generales (06/07/2015)