12 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La OMC lanza un manual de estilo para el buen uso de redes sociales

“El acto médico va más allá del mero acto clínico o asistencial”, ha dicho Rodríguez Sendín

vie 23 mayo 2014. 18.22H
Redacción. Madrid
La Organización Médica Colegial (OMC) ha lanzado un manual de estilo destinado a médicos y estudiantes de medicina sobre el buen uso de las redes sociales como herramienta de interacción entre el profesional y el paciente y entre los propios médicos. Además, la organización que preside Juan José Rodríguez Sendín ha propuesto crear un documento sobre la ética en las redes sociales. “El acto médico va más allá del mero acto clínico o asistencial y entra con fuerza en las redes sociales”, ha explicado Sendín en una carta abierta.

Juan José Rodríguez Sendín.

Así, la OMC encargó a un grupo de profesionales la creación de este manual. El equipo de médicos que han trabajado generosamente en este proyecto son usuarios y referentes en la profesión de redes sociales y blogs personales: Rafael Olalde, Beatriz Satué, Rosa Taberner, Marian Jiménez Aldasoro, Jose Antonio Trujillo, Rodrigo Gutierrez Fernandez, y Mónica Lalanda. Y también han participado en él los estudiantes de medicina, del Comité de Bioética del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM): Iris Mar Hernández, Jesús José Camacho, Enrique Sánchez Aciaga, Emilio Delgado y Guillermo Jiménez. 

Esta iniciativa, inspirada en el Código de Deontología Médica que se revisó en 2011 y que será sometido a una nueva revisión, es un borrador abierto a través del blog eticamedicarrss.com a los comentarios y recomendaciones de médicos y estudiantes de medicina para revisarlo y tenerlo en cuenta en la elaboración de un documento final.

“Los médicos, como cualquier otro ciudadano, somos libres de utilizar las redes sociales como más nos guste, pero si decidimos interactuar o presentarnos como médicos, es aconsejable mantener el mismo rigor científico y la misma actitud ética que en consulta”, ha señalado Sendín en la carta de presentación de este manual de estilo, que ha sido presentado en el I Congreso Nacional de Deontología Médica que se celebra en Bilbao.

Estructurado en 8 apartados

El manual de estilo incluye ocho apartados centrados en el respeto a la confidencialidad y el secreto médico; en evitar el consejo médico directo a pacientes virtuales; mantener una imagen virtual profesional y adecuada; evitar que el uso de las nuevas tecnologías desvíen nuestra atención durante la consulta directa con pacientes; ejercer responsabilidad sobre la información médica difundida en redes sociales; mantener el respeto en la interacción con compañeros o en los comentarios sobre ellos; realizar un buen uso de la publicidad y la marca personal del médico, y un último apartado en el que se recogen los puntos del Código de Deontología Médica que aluden a la relación médico-paciente a través del teléfono, correo electrónico o la telemedicina y pueden aplicarse, de manera muy genérica, a las redes sociales.

En cuanto al documento ‘Ética y redes sociales’, la OMC ha explicado que este documento pone de relieve que “la nueva costumbre de compartir información, la tremenda utilidad para compartir información médica y la falsa sensación de privacidad” provocan “un alto riesgo de faltar al secreto profesional, sin apenas darnos cuenta, y de atentar contra el derecho más básico del paciente, que es la confidencialidad”. Así, añade que “si bien utilizar una imagen médica con el permiso del paciente como caso clínico de interés en redes sociales es algo muy positivo”, tiene el riesgo de “mostrar información sin un objetivo claro, sin permiso, exponiendo al paciente a ser reconocido” y “rompe las normas deontológicas básicas”.       

Además de la confidencialidad y secreto médico, el documento recoge otros temas sobre comportamiento médico ético adecuado en redes sociales: consejo médico a pacientes virtuales; cuidado de actitud e imagen del médico como usuario de redes sociales; el uso de nuevas tecnologías y la imagen del médico en la consulta directa con el paciente; responsabilidad sobre la información médica difundida en redes sociales; las relaciones entre compañeros en redes sociales y la publicidad, marketing y branding médico.