Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La Justicia anula la jubilación forzosa de Sánchez Bayle

El presidente de la Fadsp cobrará las retribuciones que dejó de percibir

Lunes, 02 de noviembre de 2015, a las 15:29
Redacción. Madrid
El juzgado de los contencioso-administrativo número 5 de Madrid ha anulado la jubilación forzosa del presidente de la  Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), Marciano Sánchez Bayle, que en su día achacó la decisión de la Consejería de Sanidad a su activismo en la Marea Blanca.

Sánchez Bayle.

La jubilación forzosa fue llevada a cabo por la Consejería de Sanidad de Madrid en julio de 2014, cuando Sánchez Bayle cumplió los sesenta y cinco años. Antes de cumplir esta edad de jubilación, Sánchez Bayle solicitó ante la Dirección de Gerencia de Atención Primaria en enero de 2014, la autorización de permanencia en el servicio activo por un año. Sin embargo, se procedió a la jubilación.

Por su parte, el Servicio Madrileño de Salud alegó que la prolongación de la jubilación forzosa “deberá ser autorizada por el servicio de salud correspondiente”, y que esta estará condicionada “al ejercicio de una potestad de la Administración”, en función de las necesidades fijadas por el Plan de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud.

Así, la resolución que denegaba la solicitud de prórroga se basaba en que ya había “suficientes profesionales en la Unidad de Pediatría” del Hospital Niño Jesús; que Sánchez Bayle no realizaba “técnicas específicas o innovadoras” y que no participaba en “planes estratégicos o proyectos de mejora del hospital”.
Sánchez Bayle alegó la dirección de dos tesis doctorales, la participación en la formación de médicos especialistas y haber sido el encargado de la Unidad de Epidemiología, “por ser el único pediatra que formaba parte de la misma”.

El Juzgado entiende probado que no eran ciertos los tres motivos que planteaba la Consejería de Sanidad para la jubilación forzosa y el fallo señala que Sánchez Bayle deberá ser indemnizado “con las retribuciones dejadas de percibir”. Además, se le impone a la Administración las costas procesales, hasta un máximo de 360 euros, por todos los conceptos.

Desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública afirman que ya indicaron “en su momento” que era “evidente” que Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, Portavoz de la Federación para la Defensa de la Sanidad Pública y Vicepresidente de la Internacional Association of Health Policy, se ha caracterizado por una “activa labor de enfrentamiento a las privatizaciones de la sanidad pública madrileña y por la denuncia continuada de las políticas del PP, aparte de su labor asistencial, científica e investigadora”.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al fallo