Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Junta recurre al Supremo tres casos sobre jubilaciones forzosas en el Sacyl

La Consejería de Sanidad asegura que no ponen en duda el plan de RRHH

Viernes, 20 de marzo de 2015, a las 15:24
Redacción. Valladolid
La Junta de Castilla y León ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra tres sentencias concretas sobre otros tantos casos de jubilaciones forzosas de facultativos que, según ha aclarado el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, no ponen en duda en ningún caso el Plan de Ordenación de Recursos Humanos (RRHH) puesto en marcha por la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) sino que hacen referencia a un error en el acto administrativo de comunicar esas bajas, que tenía que haber llevado la firma del propio consejero y no del gerente.

Así lo ha explicado Antonio Sáez Aguado en su comparecencia este viernes en la Comisión de Sanidad de las Cortes en la que ha detallado la actuación de la Junta respecto a las distintas sentencias dictadas en el tema de las denominadas jubilaciones forzosas (excepciones para la prolongación en el servicio más allá de los 65 años y tres meses de los facultativos de algunas categorías), ninguna de las cuales, ha aclarado, es firme todavía.

En el caso concreto de los tres autos que estiman parcialmente las pretensiones de los demandantes por ese error formal en el órgano competente que tenía que comunicar las bajas, el consejero de Sanidad ha advertido además de un "problema de ejecución" de las sentencias ya que el ingreso de los facultativos al puesto que ocupaban con anterioridad al cese lleva aparejado el abono de las retribuciones que han dejado de percibir y el pago de las cuotas a la Seguridad Social durante un periodo en el que estas personas, mayores de 65 años, han percibido sus pensiones.

“¿Cómo es posible cotizar por un periodo en el que se han percibido pensiones?”, se ha preguntado el consejero, quien ha apelado a que el alto tribunal aclare todos estos términos y esa “cierta contradicción” en la interpretación de estas sentencias.

Dicho esto, Sáez Aguado ha aprovechado la ocasión para aclarar que, en estos momentos, no hay ninguna resolución de ejecución “ni siquiera provisional” sobre la mesa. “Lo que tenemos es que escuchar la sentencia precisamente por su carácter particular”, ha considerado el consejero que ha apelado a la seriedad de la Administración para cumplir las resoluciones dictadas por la Justicia.

El consejero ha avalado en todo momento la oportunidad y necesidad de establecer un Plan de Ordenación de Recursos Humanos, como se ha hecho en otras muchas comunidades autónomas, ha apuntado, para ordenar y rejuvenecer las plantillas, ofrecer puestos de trabajo a los médicos más jóvenes y, entre otros asuntos, evitar la anterior situación que obligaba a contratar a profesionales sólo para hacer las guardias que los mayores de 65 años no hacían.