Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La Junta defiende que la sanidad pública trate las enfermedades raras

El presidente cree que no se puede tener una sanidad de “primera división” con un presupuesto “de tercera”

Martes, 17 de noviembre de 2015, a las 12:21
Redacción. Mérida
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado este martes por el tratamiento de las enfermedades raras desde el Sistema Público de Salud, un sistema, ha aseverado, que es el instrumento “más potente” para defender la igualdad de oportunidades.

Guillermo Fernández Vara.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en la inauguración de la IX Jornada Extremeña de Enfermedades Raras, organizada por la Federación Extremeña de Enfermedades Raras, en un acto que ha tenido lugar en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz y que ha contado también con la presencia del presidente de la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder), Juan Carrión Tudela, y el delegado de Feder en la región, Modesto Díez, entre otras personalidades de la vida política y social de la Comunidad.

El jefe del Ejecutivo regional ha destacado la importancia de contar con unidades de referencia a nivel nacional y ha insistido en que “es un firme defensor del Sistema Nacional de Salud, al tiempo que ha indicado que si se produce una reforma de la Constitución ésta debe contemplar el ámbito sanitario para que la sanidad sea un derecho fundamental”.

Fernández Vara ha explicado que  no se puede tener una sanidad de “primera división” con un presupuesto “de tercera”, por lo que ha señalado que es preciso fijar prioridades a la hora de gastar el dinero público.

Ha manifestado que “para el Ejecutivo autonómico que preside la sanidad es un elemento indispensable” y ha recordado que, “pese a que los Presupuestos Generales de Extremadura para 2016 caen en casi 5 puntos, el gasto sanitario aumenta el 12 por ciento porque la sanidad sigue siendo una prioridad absoluta”.

Fernández Vara ha destacado que “el tratamiento de las enfermedades raras no puede ser un negocio y éste debe estar siempre garantizado desde lo público”, “de ahí”, ha afirmado, “la importancia de contar con un sistema público potente que pueda abordar no sólo lo numeroso sino también lo infrecuente”.