Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Lunes, 08 de junio de 2015, a las 10:51
Jesús Vicioso Hoyo
Los movimientos antivacunas viven ajenos a las estadísticas. Rechazan la evidencia científica, que en pleno siglo XXI sería como mantener que la tierra es plana, y defienden un supuesto “derecho a decidir” sobre la vacunación de sus hijos, eso sí, beneficiándose en silencio del ‘efecto rebaño’ del resto de niños inoculados. Son pocos, pero se creen fuertes. Ir a la contra está siempre de moda. Y hacen daño, mucho daño, según la inmensa mayoría de los expertos, a la sanidad.

Acceda al reportaje publicado en 'Revista Médica'

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'

Cataluña ampliará las vacunas obligatorias si el ministerio no las financia (07/06/15)

El caso de difteria abre el debate sobre la obligatoriedad de la vacunación (06/06/15)