13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La gestión privada se abre paso en Atención Primaria

El número total de centros de salud y consultorios en España creció casi un uno por ciento el pasado año, de ellos, uno de cada seis nuevos centros era privado

lun 27 enero 2014. 16.21H
Javier Leo / Javier Barbado. Madrid
El número de centros de Atención Primaria (AP) de gestión privada ha crecido un 6,2 por ciento en el año 2013, 19 centros más que el año anterior que dejan una cifra final de 306 en toda España, según revelan las estadísticas del Sistema de Información de AP (SIAP) publicadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Con datos actualizados hasta el 31 de diciembre de 2013, el Ministerio cifra en 13.287 el número total de centros de salud y consultorios repartidos por nuestro país.

Fuente: Sistema de Información de Atención Primaria (SIAP) 2010-2013.


Se trata de casi un uno por ciento más de centros (122 más que en 2012), de los cuales uno de cada seis es de gestión privada. Del total de centros de AP en España en 2013, el 97 por ciento (-0,1por ciento respecto al año anterior) es de gestión pública directa, el 2,3 por ciento de gestión privada (+0,1por ciento) y el 0,7 por ciento, 94 centros, de gestión pública no directa, repartidos entre consorcios e institutos concentrados en su totalidad en la Comunidad Valenciana y Cataluña.

También en estas dos comunidades se sitúan todos los centros de gestión privada, entre los que destacan: 32 entidades de base asociativa (EBA), 13 más que en 2012; 157 concesiones administrativas bajo el modelo Alzira, 12 más que el año anterior; y 117 centros con modelos de gestión privada en manos de fundaciones y mutuas, 6 menos respecto al mismo periodo de 2012.

Si se analizan los datos de años anteriores, el número de centros de AP se mantuvo casi inalterado entre 2011 y 2012 (3 centros más, los 3 públicos), mientras que entre 2010 y 2011 se registraron 40 nuevos centros (5 privados, 35 de gestión pública no directa y ninguno de gestión pública directa).

La ‘puerta de entrada’ como clave

EL salto de la gestión privada al primer nivel asistencial fue la clave de que se valió la segunda etapa del modelo Alzira implantado en la Comunidad Valenciana, en la primera década del nuevo siglo, para canalizar a los pacientes que entraban en la prestación por la vía del centro de salud y se derivaban después a los hospitales correspondientes, ya que, en esta clase de fórmula organizativa, la Administración paga al concesionario en función del número de pacientes atendidos (canon anual per cápita).

Esa idea –la de unificar Primaria y Especializada en un solo gestor–, con ese modelo, solo se ha llevado a cabo por el momento en la citada comunidad autónoma, pues la de Madrid ha tratado de imitarlo sin éxito por el momento (el plan de la Consejería de Sanidad madrileña incluye la gestión privada de 27 centros de salud).

En general, aprovechar la Primaria como la puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud (SNS) del paciente constituye el eje sobre el que pivota la política sanitaria desde hace años y, en especial, la que se prevé para el futuro. Y las nuevas fórmulas de gestión, incluidas algunas con tradición en Cataluña como las EBAS y también en otras autonomías como los consorcios, las fundaciones y también la concesión administrativa o gestión privada, refuerzan esa conexión con el hospital no solo por motivos de coste y ahorro, sino también de eficiencia y calidad asistencial.


ENLACES RELACIONADOS:

El 66 por ciento de los hospitales se rige por nuevas fórmulas de gestión (03/11/13)