Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La flexibilización de la jornada, clave en la reducción de la lista de espera

CESM señala que hay comunicación fluida con el Sescam y que se está teniendo en cuenta la opinión del médico

Miércoles, 20 de marzo de 2013, a las 13:09

Ricardo Martínez Platel. Toledo
El secretario del Sindicato Médico de Castilla-La Mancha CESM, José Luis Grau, ha valorado muy positivamente los datos presentados por el Sescam sobre la reducción de la lista de espera.  Grau ha señalado a Redacción Médica que, además del esfuerzo del médico, la flexibilidad de jornada, que está permitiendo el organismo que encabeza Luis Carretero, resulta esencial para que los números hayan descendido.

José Luis Grau.

Grau asegura que “se está negociando, tanto con los servicios, como con el propio facultativo. El médico sabe lo que tiene que hacer, no hay que imponérselo”.  Según el secretario del Sindicato Médico de Castilla-La Mancha CESM los resultados satisfactorios están llegando “porque el médico está encima de ello y se le está dejando trabajar, respetando las opiniones que aporta él, su equipo y consensuándolo con su gerente”.

Esta medida va en la misma línea del acuerdo al que llegaron tanto la Administración como los sindicatos mayoritarios a finales del pasado año, por el que los profesionales se implicarían en la definición y aplicación de medidas que mejorasen  la eficiencia del sistema sin comprometer la estabilidad presupuestaria . Grau comentado que “si no fuera por este acuerdo, hoy sería imposible.  Los médicos se comprometieron a ayudar en la gestión, siempre que se le dejara”.

En este sentido, el secretario del Sindicato Médico de Castilla-La Mancha CESM reconoce que “se están produciendo reuniones periódicas para ir a la solución concreta de los problemas cuando se plantean en un hospital o un Área de Salud. Hay una comunicación directa y permanente”. En los dos primeros meses de 2013 la demora media en consultas externas se ha reducido hasta niveles similares a los de 2010, pasando de los 47 días a finales de diciembre de 2012, a 41 días a finales de febrero de 2013 (40 días de demora media en 2010).