Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:45
Lunes, 14 de diciembre de 2015, a las 19:28
Redacción. Madrid
La figura de la enfermera de enlace del Hospital Universitario del Henares ha captado a 643 pacientes desde que instauró este servicio en mayo de 2014. Su objetivo es estar al lado del paciente crónico, vulnerable y complejo.

Juan Pablo García-Capelo, director gerente del Hospital del Henares.

Según ha explicado el centro, promueve su autonomía, que es el pilar para su recuperación funcional y reincorporación a la comunidad, garantiza el máximo bienestar, minimiza el sufrimiento de pacientes y familiares, fomenta la participación en la toma de decisiones y asegura la continuidad de la atención. Así mismo favorece la accesibilidad a los múltiples servicios con los que cuenta en su tránsito por el sistema sanitario.

De los 643 pacientes tratados, el 83,28 por ciento han sido captados de manera directa por la enfermera de enlace a través de un análisis diario de los enfermos ingresados en las unidades de hospitalización.

Estos pacientes tienen que cumplir ciertos criterios: presentar alguna patología crónica definidas en la estrategia de crónicos de la Comunidad de Madrid, pacientes mayores de setenta años, ingresados más de tres días y con una capacidad funcional o con un índice de Barthel igual o inferior a 60. Esta capacidad funcional es medida por la enfermera responsable del paciente al realizar la Valoración al ingreso del paciente.

El resto de pacientes, el 16,72%, es captado de manera indirecta a través de una petición de otros profesionales sanitarios: enfermera, facultativo o trabajadora social. Además de pacientes, la enfermera de enlace ha atendido a siete cuidadores en los que se ha objetivado sobrecarga del cuidador.