Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Viernes, 27 de julio de 2012, a las 10:08
Eduardo Ortega Socorro. Madrid

La desfinanciación de 426 presentaciones de fármacos aprobada por el Consejo interterritorial, y que entra en vigor el próximo 1 de agosto, acerca a España a otros referentes europeos en materia de fármacos financiados, dado que la  “reclasificación de medicamentos” se lleva haciendo en estos países desde “hace años”, según el informe ‘Lista de medicamentos excluidos de la prestación farmacéutica en el Sistema Nacional de Salud, Una decisión necesaria tomada a destiempo’, elaborado por Antares Consulting. De esta manera, según el análisis de la consultora, la mayoría de los 27 principios activos incluidos en la desfinanción española ya están excluidos de la financiación pública en Italia (con una coincidencia del 86 por ciento), Francia (del 73), Alemania (del 74) y Reino Unido (del 67).

“Si nos creemos el proyecto Europeo, debemos ir a hacia la convergencia en políticas”, indica el informe. “En nuestro caso, con una total dejadez por parte de todos los gobiernos desde que estamos en la Unión Europea, nos hemos ido alejando de las políticas comunitarias en materia de financiación de medicamentos. Sólo nos hemos atrevido a bajar precios y márgenes. Por eso, la lista actual no resiste ninguna comparación con nuestros vecinos más desarrollados”.

Momento poco oportuno

El análisis también acentúa lo poco adecuado de la iniciativa de desfinanciación en un momento como el actual. “Lo grave de la medida es la oportunidad. Si se hubiese tomado la decisión hace 10 años, en plena bonanza económica, la aceptación hubiese sido otra”.

En cifras, el informe destaca que el precio medio de las 426 presentaciones a desfinanciar se sitúa en unos 5,42 euros por envase, muy por debajo del precio medio del medicamento financiado, 12,44. La medida, que afectará a unos 98 laboratorios fabricantes, supone además un reto para dos de los principales eslabones del medicamento: El médico, que será clave para evitar el desplazamiento de la prescripción (ver cuadro inferior) a moléculas más caras, menos indicadas para la patología a tratar y menos coste-efectivas para el sistema, y el farmacéutico, que se tendría que implicar activamente y adquirir más protagonismo en la formación e información sobre el uso de medicamentos sin financiación.

Asimismo, 98 laboratorios se verán afectados por la desfinanciación. Los principales son Almirall (16 presentaciones), Boehringer Ingelheim (11), Cinfa (11), Angelini (10), Kern (9), Faes Farma (9), Lainco (9), Teva Pharma (9), Satada (7) y Normon (7). Sumados, esas compañías comercializan el 26,59 por ciento de los fármacos que serán excluidos de financiación.