Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La Consejería prima el mantenimiento de la asistencia sanitaria pública

El 70 por ciento de la cuantía de se destina a los servicios básicos esenciales

Domingo, 02 de diciembre de 2012, a las 15:37

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, ha presentado el Proyecto de Presupuestos Generales de 2013 en el que prima la importancia de la asistencia sanitaria, cuyo peso relativo en el presupuesto es del 99,23 por ciento.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

Según Mendoza, “la apuesta del Gobierno de Canarias por los servicios públicos esenciales no se ve respaldada por los presupuestos estatales. El déficit de financiación que mantiene el Gobierno central con Canarias solamente en materia sanitaria ha incrementado su diferencial hasta los 2.000 millones”.

El presupuesto destinado en 2012 a la Consejería de Sanidad que asciende a 2.430.345.479 euros, lo que implica una disminución con respecto al año.  El presupuesto para 2013 representa el 40,28 por ciento del presupuesto global de la Comunidad Autónoma, cifra que también se ha incrementado con respecto a 2012.

Por tanto, en 2013 el 70 por ciento del presupuesto de se destina a los servicios básicos esenciales: educación, sanidad y servicios sociales. “Se garantiza que todos los canarios podrán continuar acudiendo a nuestros hospitales y centros de salud para recibir la atención que precisen”, ha manifestado la consejera de Sanidad.

Además, se adecuará la Cartera de Servicios a la establecida por el Ministerio, de la que se beneficia toda la población garantizando que quienes se ven más afectados por la actual crisis cuenten con los servicios sanitarios necesarios

Mendoza ha revelado que “entre los objetivos irrenunciables está el mantenimiento de todos los centros asistenciales, así como su condición pública, como elemento de cohesión social, preservando la plantilla existente en la actualidad”.

La influencia de los Presupuestos Generales del Estado para 2013

Canarias es la comunidad autónoma peor financiada para sufragar servicios públicos esenciales ya que recibe del Estado 2.122 euros por habitante mientras que la media de las Comunidades Autónomas es de 2.509. Por tanto, ha aclarado la consejera que “este desfase de 387 euros entre Canarias y la media nos lleva a reclamar al Gobierno de España una mejora del sistema de financiación de estos servicios públicos esenciales”.

Con los presupuestos estatales para 2013, se consolida la desaparición de la dotación para líneas antes destinadas a las Comunidades Autónomas como las Estrategias de Salud, Plan de Salud Bucodental, Plan de Calidad, Plan de inversiones para el desarrollo de Sistemas de Información Sanitaria y Transferencias a las Comunidades Autónomas para toda clase de gastos, incluso personal, que originen los programas autonómicos derivados del Plan Nacional sobre el SIDA y para toda clase de gastos necesarios para el desarrollo de programas de prevención y promoción de la salud, especialmente en el ámbito de enfermedades emergentes, reemergentes y de especial relevancia.

Asimismo, si desaparecen las bonificaciones al transporte o se limita el importe de subvención, tal y como aparece en el proyecto de presupuestos del Estado para 2013, “traerá consecuencias para la sanidad y la población afectada por los traslados entre islas por motivos de salud, la que se verá obligada a sufragar mayores gastos”, ha anunciado la consejera.

El Presupuesto del Servicio Canario de la Salud

Tras presentar las cifras presupuestarias de la Consejería de Sanidad, Brígida Mendoza ha pasado a desarrollar el presupuesto del Servicio Canario de la Salud (SCS) para 2013. El SCS cuenta con un Presupuesto global de 2.559.250.965 euros, lo que supone una disminución con respecto al del  año anterior de un 1,07 por ciento.

Se apuesta por la sostenibilidad del sistema sanitario, adecuando la cartera de servicios a la acordada y válida por el Sistema Nacional de Salud; se garantiza la prestación Farmacéutica; se priorizan acciones sanitarias de mayor impacto en salud y en la población y se continúa con la centralización de compras conducente en la creación  de central de compras autonómica. Asimismo, los Presupuestos del SCS para 2013 realizan un esfuerzo para garantizar el pago a proveedores conforme el nuevo plazo legal  y el gasto para las oficinas de farmacia.

El objetivo es dar estabilidad económica a la totalidad del sector y los puestos de trabajo totales que éste genera y no sólo a los de contratación directa. En definitiva, Mendoza ha hecho hincapié en que “debemos ser capaces de combinar prestación con gasto público aceptable en estas situaciones, de forma solidaria y responsable, en conjunción con la ciudadanía”.