17 nov 2018 | Actualizado: 13:45
Viernes, 23 de noviembre de 2012, a las 13:28

Redacción. Santander
La Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Cantabria (Adincan) ha demandado a la Consejería de Sanidad la creación de la figura del dietista-nutricionista dentro del Servicio Cántabro de Salud (SCS), y ha denunciado que en la actualidad los departamentos y/o servicios de Dietética y Nutrición de los hospitales públicos de Cantabria son atendidos “por personal que carece de la titulación adecuada y cuyas competencias profesionales no se corresponden con las requeridas para el ejercicio de la profesión”, situación que considera un “flagrante incumplimiento” de la ley y “fomento del intrusismo laboral”.

Así se lo ha trasladado una representación de la Junta Directiva de esta asociación a la subdirectora de Recursos Humanos del SCS, Milagros Estrada, durante una reunión, ha informado Adincan en un comunicado.

En concreto, las representantes de la asociación han trasladado a la subdirectora el contenido del escrito dirigido a la Consejería el pasado mes de abril sobre la necesidad de crear la categoría profesional de Dietista-Nutricionista en el SCS, tal como ocurre en comunidades como Cataluña, País Vasco, Navarra y Castilla-La Mancha, que la incluye dentro de los equipos multidisciplinares en atención sanitaria.

Entre otras consideraciones, el escrito señala que la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias recoge que los diplomados en Nutrición Humana y Dietética desarrollan actividades orientadas a la alimentación de personas, adecuadas a las necesidades fisiológicas y, en su caso, patológicas de las mismas, y de acuerdo con principios de prevención y salud pública, lo que, a juicio de la asociación, supone “el reconocimiento implícito” de este diplomado como el “único profesional habilitado” para el ejercicio de una profesión sanitaria titulada.

La asociación ha destacado también en su escrito el “papel clave” de los dietistas en la promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación de enfermedades prevalentes, como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, renales y dentales, ciertos tipos de cáncer, osteoporosis, etcétera.