15 nov 2018 | Actualizado: 09:45

La Asamblea debatirá despenalizar la eutanasia

El grupo quiere además que se cree un programa de paliativos en la infancia

Lunes, 11 de enero de 2016, a las 17:03
Redacción. Madrid
Podemos en la Asamblea de Madrid ha registrado una Proposición No de Ley para que la Comunidad “inste al Gobierno de la Nación la reforma del artículo 143.4 del Código Penal”, es decir, despenalizar la eutanasia en nuestro país.

Mónica García, portavoz de Podemos en la Comisión de Sanidad.

El grupo parlamentario ha registrado esta proposición para que “quede exento de pena quien mediante actos necesarios o de cooperación activa facilite la muerte digna y sin dolor a una persona que lo solicita de forma expresa, libre e inequívoca, en caso de enfermedad grave o padecimientos permanentes e insoportables”.

Además de pedir al gobierno autonómico que inste al central a cambiar la ley, el grupo parlamentario quiere que se intensifique la difusión del derecho al ejercicio de un testamento vital y a que los profesionales madrileños tengan una formación continuada "la muerte digna y la enfermedad terminal". También piden la creación de un Observatorio del Derecho a una Muerte Digna.

Asimismo, el grupo insta en la misma proposición al gobierno madrileño a poner en marcha un Programa de Cuidados Paliativos en la infancia y adolescencia, un tema en boga en los últimos meses después de la polémica suscitada en Galicia tras la muerte de una pequeña llamada Andrea y que supuso la dimisión de la consejera de Sanidad, Raquel Mosquera. Todas las propuestas se debatirán en el pleno del próximo 21 de enero.

Misma iniciativa en el País Vasco

La comunidad madrileña no es la primera en la que Podemos pide una iniciativa de este tipo, así, hace sólo unos días, la formación morada en las Juntas Generales de Guipúzcoa ha solicitado la creación, por parte del Gobierno vasco, de un Observatorio del Derecho a una Muerte Digna que "evalúe y supervise el cumplimiento" en País Vasco "de las medidas incluidas en la legislación estatal y autonómica", con el objetivo de conocer "el grado de satisfacción de los ciudadanos" y "la efectividad real" de los derechos que éstos tienen al final de su vida.

En la práctica, esto supondría proponer "al Estado Español la reforma del artículo 143.4 del Código Penal de forma que quede exento de pena quien mediante actos necesarios o de cooperación activa facilite la muerte digna y sin dolor a una persona que lo solicita de forma expresa, libre e inequívoca, en caso de enfermedad grave o padecimientos permanentes e insoportables", al igual que en Madrid.