IDIS y Edad&Vida reclaman una mejora en las fórmulas de financiación privada de la dependencia

Apuestan también por desarrollar la normativa de acreditación de los centros

lun 22 julio 2013. 19.14H

Enrique Pita. Santander
La financiación del sistema de atención a la dependencia ha sido objeto de debate desde el nacimiento de la propia Ley de Dependencia. El problema de su sostenimiento desde las cuentas públicas se ha agravado con la profundización de la crisis económica, que ha puesto en entredicho la propia continuidad del sistema. La creación de un espacio sociosanitario que evite duplicidades y aproveche las sinergias entre los sistemas sanitario y el de servicios sociales es una de las herramientas que se presenta como clave para conseguir que el sistema de atención a las personas en situación de dependencia pervivan en el tiempo.

Pero el sector privado apunta otra decisión clave: mejorar las fórmulas de financiación privada de la dependencia. Así lo han reclamado el secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Juan Abarca Cidón, y el director general de la Fundación Edad & Vida, Albert Vergés, durante su participación en el curso ‘La coordinación sociosanitaria, clave para una atención integral: necesidades, perspectivas y respuestas’ organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

De izquierda a derecha: el secretario general del IDIS, Juan Abarca Cidón; el presidente del Consejo Asesor de Sanidad, Juan Rodés, y el director general de la Fundación Edad&Vida, Albert Vergés.

En este sentido, Vergés ha recordado que la propia Ley de Dependencia recoge el futuro desarrollo del aseguramiento privado en este ámbito, un aspecto en el que, ha lamentado, no se ha profundizado. Así, ha señalado que a día de hoy existen tan solo 22.000 pólizas de dependencia, lo que demuestra que “la ciudadanía no busca fórmulas complementarias porque considera o cree que el Estado cubre todo”. Sin embargo, el Estado tiene cada día menos posibilidades presupuestarias para cubrir todas las necesidades, por lo que ha considerado “necesario” que se regule cómo puede elegir el ciudadano qué hacer.

Por su parte, Abarca Cidón ha recordado la propuesta que el IDIS viene defendiendo desde hace meses para incentivar el aseguramiento en este sector: la desgravación fiscal del seguro. “El IDIS cree que hay que aumentar la financiación privada de forma voluntaria, y siempre será mejor la desgravación fiscal que el copago”. Así, ha señalado que en su opinión sería positivo que el Estado diera cobertura pública a los niveles más altos de dependencia, mientras que el resto debería asegurarse de forma privada, “pero bien regulado”. Esta perspectiva entronca, además, con la definición de la cartera de servicios. En opinión de Abarca Cidón, “no se puede cubrir todo a todo el mundo”, pero es algo que, reconoce, será complicado por el coste político que puede suponer. En todo caso, “debemos concienciar a la población de que hemos vivido en unas realidades que no nos podemos permitir”.

Acreditación de servicios

Otro de los aspectos que han reclamado ambas instituciones es la regulación de la acreditación de los servicios, algo “que no se hace en España”, según ha denunciado Abarca Cidón. Según ha explicado Vergés, es “fundamental para el buen funcionamiento del sistema”. Así, Vergés ha reconocido que “el ciudadano quiere ser atendido adecuadamente por el dispositivo adecuado”. No todos los centros privados están preparados para prestar el nivel más alto de atención, han explicado, y han reclamado que se establezcan las bases para que se acredite qué tipo de atención puede prestar cada centro.