Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Hablan los médicos que atendieron al sacerdote Pajares: no hubo improvisación

El equipo que atendió a Pajares asegura que los protocolos “funcionan”

Jueves, 21 de agosto de 2014, a las 14:27

El misionero español Miguel Pajares.

Redacción. Madrid
Los protocolos de seguridad “funcionan”, el personal está perfectamente y en “ningún momento ha habido pánico” a la hora de afrontar el ingreso del sacerdote Miguel Pajares. Esto es lo que ha indicado el equipo médico que atendió al primer europeo infectado por ébola cuando fue trasladado a Madrid, donde falleció posteriormente. Los profesionales rechazan, de plano, que hubiera “improvisación”.

Así lo han manifestado Mar Lago Núñez y Germán Ramírez Olivencia, facultativos del Servicio de Medicina Intensiva especializados en medicina tropical y del viajero del complejo hospitalario La Paz-Carlos III, que trataron a Pajares desde su ingreso hasta su muerte. “Podemos decir que después de este tiempo, siendo el primer caso, que es reseñable e histórico, no podemos darnos por satisfechos por el desenlace de uno de ellos, pero quizás las expectativas las hemos cumplido al 80 por ciento”, ha expresado Ramírez, quien ha añadido que un “nuevo reto siempre genera un estado de nerviosismo”, algo que es “hasta cierto punto lógico” dado que “un nivel de alerta y de prevención es necesario”.

Ramírez también ha asegurado que se ubicó a este paciente en la sexta planta del Hospital Carlos III, de Madrid, para disminuir el riesgo de “alarma social” por ser el primer caso de ébola tratado en España, dada su alto índice de morbilidad.

Por su parte, Lago ha recordado que el hospital tiene la tradición de tratar enfermedades infectocontagiosas. “El personal está entrenado para estos casos y tenemos la suerte de tener esta tradición y estamos acostumbrados a tratar a estos pacientes, son nuestros pacientes”, ha recalcado. De hecho, ha subrayado que nunca pensaron que iban a tener problemas a la hora de tratar a un enfermo por ébola o miedo a ser contagiados.

Ambos especialistas han recalcado que esta unidad del Carlos III sale reforzada, al tiempo que concluyen que el equipo médico “luchó hasta el último minuto” para salvar la vida del misionero Pajares.

Dado de alta el médico que tomó el medicamento experimental

Por otro lado, el médico estadounidense Kent Brantly, que contrajo el ébola en Liberia y estaba siendo tratado con el medicamento experimental ZMapp en un hospital de Atlanta, ha sido dado de alta, según la organización humanitaria para la que trabaja.

Brantly llegó a Estados Unidos el 2 de agosto a bordo de un avión medicalizado y entre fuertes medidas de seguridad. Días después, fue trasladada al mismo país la misionera Nancy Writebol, que quedó ingresada en el mismo hospital.

Las autoridades acordaron dar a ambos el fármaco experimental ZMapp, que hasta este brote únicamente había sido probada en monos. El tratamiento parece haber funcionado en el caso del médico, que ya ha abandonado el Hospital Universitario Emory de Atlanta, según Samaritan's Purse.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Incineran el cuerpo del sacerdote Pajares (12/08/14)

El medicamento experimental contra el ébola no impide la muerte del sacerdote español

GSK comenzará el ensayo clínico de una vacuna experimental contra el ébola

El protocolo señala que a los infectados no se les puede realizar una autopsia y que deben ser incinerados

Sanidad asegura que Mato no está desaparecida en la playa, sino que está coordinando todo el caso de Pajares 

En España hay mínimas posibilidades de contagio por el virus del ébola (11/08/14)

Sanidad autoriza la importación del fármaco para tratar la infección de ébola de Pajares (09/08/14)