Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10

Fresenius inaugura un nuevo centro de diálisis en Bilbao

Cuenta con más de 1.700 metros entre superficie asistencial y las instalaciones

Jueves, 08 de octubre de 2015, a las 18:52
Redacción. Bilbao
Fresenius Medical Care ha inaugurado este jueves su nuevo Centro de Diálisis Bilbao, en el que se tratan 77 pacientes del Hospital Universitario de Cruces y del Hospital de Basurto, en concierto con el Gobierno.

Este nuevo centro, que entró en funcionamiento el pasado mes de mayo, sustituye al anterior con una mejora de las prestaciones. Así, cuenta con más de 1.700 metros entre superficie asistencial y de instalaciones y duplica su capacidad, distribuyendo a los pacientes en 4 salas de tratamiento, siendo una de ellas específica para pacientes con Hepatitis C.

En cuanto a equipamiento, el nuevo centro ofrece sistemas terapéuticos 5008, monitores de composición corporal, así como hemodiálisis convencional y hemodiafiltración de alto volumen (High-volume HDF), una técnica que aumenta notablemente la eliminación de sustancias tóxicas y evita el desarrollo de complicaciones cardiovasculares.

Actualmente es la técnica más avanzada de diálisis y la que aporta mayor calidad de vida al paciente, explica la compañía. Un estudio de la Sociedad Catalana de Nefrología apunta que reduce la mortalidad en el paciente renal en un 30%, por causas cardiovasculares en un 33 por ciento e Infecciosas en un 55  por ciento.

Los sistemas terapéuticos 5008 representan actualmente la tecnología más segura del mercado, la más fiable y la que aporta mayor confort al paciente, ya que incorpora unos biosensores que miden la tensión y la temperatura corporal del paciente, para evitar la hipotensión. También es la que aporta mayor seguridad al personal de Enfermería.

Además, el centro ofrece mejoras en iluminación y ventilación natural, WiFi y monitores individuales de TV.
Se estima que en el País Vasco hay 240.000 personas afectadas de insuficiencia renal, una de las enfermedades más prevalentes en la actualidad. De ellos, la mitad evolucionan hacia una enfermedad renal crónica, la patología que más recursos humanos, técnicos y farmacológicos consume es la insuficiencia renal crónica, según el último informe Sedisa.

Casi la mitad de los pacientes reciben un trasplante de riñón y el resto siguen una terapia renal sustitutiva (el 85 por ciento hemodiálisis y el 15 por ciento diálisis peritoneal). La incorporación de técnicas de tratamiento altamente eficientes, como la Hemodiafiltración de Alto Volumen (High-volume HDF), que se proporciona en el Centro de Diálisis Bilbao, sitúan a nuestro país a la cabeza en tratamiento renal.