Europa plantea un impuesto a las actividades promocionales de las farmacéuticas

El Consejo de Europa también pide sanciones “disuasorias” a aquellas prácticas ilegales

lun 05 octubre 2015. 17.18H
Marcos Domínguez. Madrid

Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa.

La asamblea parlamentaria del Consejo de Europa ha aprobado una resolución que pide la creación de un impuesto específico a las actividades promocionales de la industria farmacéutica. Dicha tasa, continúa el documento, se dirigiría a financiar acciones formativas para profesionales de salud pública sobre estas estrategias de promoción.

Es una de las propuestas nacidas del debate planteado entre los intereses en salud pública aquellos, igualmente legítimos, de los laboratorios farmacéuticos, a los que se reconoce su “indiscutible papel” en los espectaculares avances médicos de las últimas décadas, así como los logros conseguidos a través de la autorregulación.

No obstante, el Consejo de Europa llama a redefinir el modelo de innovación a través de la patente, y a una mayor transparencia de los conflictos de intereses presentes entre autoridades y entidades privadas. De hecho, propone una regulación estricta de las puertas giratorias y la exclusión de personas que tengan conflictos de intereses en los procesos de decisión en salud pública.

Criterios de aprobación más estrictos

La resolución  de la asamblea también llama a establecer unos criterios más estrictos de autorización de nuevos fármacos, que tengan en cuenta su valor terapéutico añadido, y que solo se financie aquellos que sí lo demuestren. Y busca establecer sanciones “disuasorias” –establecidas como un porcentaje de su facturación– a aquellas compañías que lleven a cabo prácticas ilegales.

Por último, tiende la mano a los laboratorios y asociaciones para establecer una cooperación más estrecha con las autoridades sanitarias que incremente la transparencia de su labor.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda aquí a la resolución de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa