Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10

El tratamiento de la hepatitis C, único escollo sanitario entre PSOE y Podemos

El PAR apuesta por la equidad en el acceso a los nuevos fármacos

Jueves, 25 de junio de 2015, a las 16:02
Cristina Mouriño / Ricardo Martínez. Zaragoza
El pacto de investidura entre PSOE y Podemos se resiste. Y es que desde Podemos exigen a los socialistas que el acuerdo de investidura sea vinculante y no quede solo en un compromiso. Sin embargo, las líneas prioritarias de las dos formaciones en el ámbito sanitario coinciden. Tan solo hay un elemento que les separa: el tratamiento de la hepatitis C. Según ha explicado Sebastián Celaya, coordinador del Grupo de Trabajo de Sanidad de los socialistas, éste es el único punto donde no están de acuerdo, ya que mientras que la formación morada es partidaria de que los nuevos tratamientos se faciliten a todos los pacientes afectados, los socialistas creen que deben prevalecer los criterios médicos, ya que “los recursos deben utilizarse teniendo en cuenta que son escasos”.

Arturo Aliaga, presidente del PAR; Javier Lambán, secretario general del PSOE; y Pablo Echenique, secretario general de Podemos Aragón.

El PSOE se ha comprometido a dotar al departamento de unos presupuestos suficientes y finalistas, en los que no tiene cabida la privatización de los servicios y en los que la concertación con entidades privadas sin ánimo de lucro será rigurosamente controlada.

Por su parte, el proyecto de Podemos pasa por elaborar un Plan Autonómico de Salud sobre la base del anterior diagnóstico evaluador, para establecer los objetivos de la sanidad, y una planificación orientada a disminuir las desigualdades en salud. Esta iniciativa contendrá un Plan de Recursos Humanos para conseguir unas plantillas de la mayor cualificación en los diferentes ámbitos (gerencial, clínico, asistencial e investigativo) que aseguren la calidad de la atención y una distribución racional de las cargas de trabajo, a fin de reordenar los puestos de libre designación.

PAR apuesta por la equidad en el acceso a los nuevos tratamientos para la hepatitis C

Por su parte, el Partido Aragonés (PAR) considera fundamental que el modelo de asistencia sanitaria vuelva a ser universal. La diputada Lourdes Rubio y directora general de Calidad y Atención al Usuario en funciones del Departamento de Sanidad ha explicado que “adecuar el sistema a la cronicidad, priorizando la atención en el centro de salud y los cuidados enfermeros, es otra de sus prioridades”.

Asimismo, el PAR considera necesario “resolver la atención sociosanitaria, nivelando los dos sistemas para que los cuidados sociales y sanitarios sean simultáneos”. En cuanto a los tratamientos de la hepatitis C, Rubio ha subrayado que “existe una agencia estatal de evaluación de medicamentos que es quien marca la senda”. “No obstante”, ha explicado, “este es un tema de reparto equitativo, de forma que no tiene sentido que se deje de suministrar un fármaco a un enfermo con posibilidad de recuperarse en favor de otro no tiene esa posibilidad”. “En cualquier caso”, ha concluido, “el coste económico no puede suponer un freno a estos tratamientos”.