Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

“El tratamiento con Metilfenidato ofrece una buena respuesta en niños con déficit de atención e hiperactividad”

El responsable de la Unidad de Trastornos Neurofuncionales de Clínica Montpellier ha coordinado un estudio Dihana en el que han participado 24 investigadores de diferentes

Lunes, 29 de abril de 2013, a las 10:43

Redacción. Zaragoza
“El trastorno por déficicit de atención e hiperactividad (TDAH) es el trastorno neuroconductual más común en la infancia, y sus síntomas pueden persistir en la adolescencia y la edad adulta”, señala José Ramón Valdizán, quien indica que la principales características del trastorno son la falta de atención, la dificultad para adaptar el nivel de actividad y de moderar las acciones impulsivas.

José Ramón Valdizán.

Dentro de los esquemas de tratamiento disponibles, relata Valdizán, los resultados del tratamiento farmacológico con estimulantes son evidentes a corto plazo, con una importante disminución del nivel de actividad motora y un aumento en la capacidad de atención. En esta línea, y debido a sus características y los escasos efectos secundarios descritos, el metilfenidato (MPH) es el estimulante más utilizado en pacientes con TDAH, recuerda el responsable de la Unidad de Trastornos Neurofuncionales de Clínica Montpellier en Zaragoza y coordinador de este trabajo..

Y eso es, precisamente, lo que por medio de este estudio se ha pretendido evaluar: la respuesta al metilfenidato de liberación inmediata (MPH-IR) en pacientes pediátricos y adolescentes diagnosticados de TDAH, así como conocer las pautas de tratamiento actuales con este fármaco y su seguridad. El estudio, multicéntrico, observacional y retrospectivo, está basado en la revisión de historias clínicas, en orden secuencial, de 561 pacientes de 4-16 años de edad diagnosticados de TDAH que hubieran iniciado el tratamiento con MPH-IR.

Para ello se analizaron descriptivamente la puntuación de los parámetros del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, en su cuarta edición revisada (DSM-IV-TR), los subtipos de TDAH, la satisfacción con el tratamiento, el uso de medicación concomitante y las reacciones adversas. En cuanto a resultados, los síntomas de inatención fueron los más frecuentes en los jóvenes de 6-16 años (95,45 por ciento), y los de hiperactividad en el grupo de niños <6 años (91,18 por ciento).

Las puntuaciones medias de la escala de Impresión Clínica Global y del número de síntomas según el DSM-IV-TR presentaron descensos tras 1 año de tratamiento con MPH-IR en el 59 por ciento del grupo de <6 años, y en el 63% del grupo de 6-16 años, más de un 44 por ciento respecto al número de síntomas en subtipos de TDAH. El nivel de satisfacción con el tratamiento, «muy satisfechos» o «satisfechos», se indicó en el 73,91 por ciento de los niños <6 años y en el 87,84 por ciento de los jóvenes de 6-16 años. La presencia de al menos un efecto adverso estuvo presente en el 26,03 por ciento de los pacientes, aunque no se detectó ninguna reacción adversa grave. Más del 42 por ciento seguían en tratamiento con MPH-IR al finalizar el estudio, con una media de tiempo de unos 3,7 años. La conclusión del estudio es que el tratamiento con MPH-IR tiene una buena respuesta y un buen perfil de seguridad en los pacientes diagnosticados de TDAH.