Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Martes, 25 de septiembre de 2012, a las 19:10

Redacción. Toledo
El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, admite que existe un "tira y afloja" con la Junta por los plazos con los que contaría la Institución para pagar la compensación económica al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha por asumir el coste de personal que en estos momentos tiene el Hospital Provincial.

Arturo García-Tizón.

García-Tizón ha asegurado que se está negociando con el Gobierno devolver ese dinero en "tres o cuatro años", estando la cifra económica prácticamente cerrada. Así, ha dicho que el cálculo del dinero que aportará la Diputación se hará de forma similar al que se utilizó para el traspaso del Centro Sociosanitario de La Merced de Guadalajara en 2008, en el que se pagó al Sescam "aproximadamente un año de coste del personal", ha recordado el presidente de la Institución provincial.

Asimismo, García-Tizón ha recalcado se trata de un proceso "complicado", pero espera que el traspaso del Hospital Provincial --actualmente con 390 trabajadores-- culmine "a primeros de octubre", a pesar de que han sido varias las fechas que se han barajado durante este año. Durante todo este tiempo la Diputación ha estado "acomodando la plantilla a las necesidades del Sescam, lo que ha llevado a extinguir una serie de relaciones laborales" y, en otros casos, a modificar la relación de puestos de trabajo de los interinos, algo que no "se hace en dos días", ha puntualizado.

Por lado, García-Tizón ha indicado que la transferencia de la Residencia Social Asistida San José a la Junta de momento "es un deseo", ya que el Gobierno regional "no lo tiene muy claro". El presidente ha alegado las dificultades por las que está atravesando el Gobierno regional para justificar que no se haya producido este traspaso. "No es posible que la Junta, de repente, pueda absorber todo lo que en este momento hay por ahí", ha dicho.

García-Tizón considera que "lo deseable" es que todos aquellos servicios que no son propios de la Diputación pasen a la administración que sea competente, como ocurre con el Hospital Provincial o la residencia Social Asistida San José. De ese modo, el dinero que se emplea en mantener, por ejemplo, el Hospital o la Residencia, unos 20 millones de euros en el caso del primero (8 los pone la Junta, 8 el Estado y 4 la Diputación) y 14 en el caso de la segunda, podría emplearse, según el presidente, "en servicios para los ayuntamientos".

Dicho esto, ha declarado que entre un 50 o un 60 por ciento del presupuesto de la Diputación se destina a financiar áreas que no son de su competencia, por lo que se ha mostrado favorable a clarificar el campo de actuación de cada administración, lo que en su caso le permitiría aumentar el dinero que se concede a los municipios.