Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10

El SNS no ayuda económicamente a la deshabituación tabáquica

El apoyo para abandonar el hábito de fumar se limita a programas puntuales de algunas comunidades autónomas

Martes, 27 de octubre de 2015, a las 11:02
Redacción. Madrid
El Sistema Nacional de Salud no apoya, económicamente, a quienes buscan abandonar el hábito del tabaco. Así lo ha indicado el ‘Informe sobre el control del tabaquismo en los países iberoamericanos’, realizado por la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) y presentado en el X Simposium Internacional sobre Prevención Tratamiento del Tabaquismo y en el marco de las actividades del Año SEPAR 2015/16.

Carlos Jiménez, director del comité para el Control del Tabaquismo de la ERS y director del Programa de Investigación en Tabaquismo de SEPAR.

El estudio apunta que, a pesar de que la Encuesta Europea de Salud en España 2014 constata que un 23 por ciento de españoles fuman, el apoyo a la deshabituación tabáquica sólo se realiza de forma puntual y esporádica en algunos programas sanitarios de algunas comunidades autónomas.

En este sentido, insiste en que el Sistema Nacional de Salud no promociona la asistencia sanitaria a los fumadores para ayudarles a dejar de fumar, así como tampoco financia los tratamientos del tabaquismo, ni ayuda a que los fármacos de primera elección sean gratuitos.  El número de muertes atribuibles al consumo de tabaco en España se cifró en 2012 en 60.456, que representaron el 15,2 por ciento del total de fallecimientos producidos en la población de 35 o más años. 

El estudio – que valora aspectos como prevalencia, morbimortalidad asociada al tabaco, legislación sobre el control y publicidad, política de precios, o asistencia para dejar de fumar− permite contar con una radiografía completa de la situación del tabaco en estos países. En este sentido, el mejor posicionado ha sido Uruguay, siendo el país pionero en prevención y control del tabaquismo, al contrario de Portugal que se ubica al final de la tabla.

En cuanto a la prevalencia de número de fumadores, la mayoría de los países están entre el 23 por ciento y el 27 por ciento, con dos importantes desviaciones: por abajo Brasil con un porcentaje de fumadores en el 14,7 por ciento y, por arriba está Chile que alcanza el 40 por ciento.

En el diseño de las cajetillas, por ejemplo, todas las legislaciones obligan a incluir con las advertencias sanitarias variando el porcentaje de superficie ocupar, siendo la más exigente Chile (100 por cien y en camino de aprobar la cajetilla genérica) y a más permisiva Argentina (50 por ciento).

Argentina también destaca por tener el precio del tabaco más barato del mundo, a pesar de que un 68 por ciento del mismo corresponde a impuestos. Asimismo, Brasil ha prohibido totalmente el cigarrillo electrónico y Uruguay es pionero en tener programas de cesación de tabaquismo gratuitos (incluidos fármacos) y una línea telefónica de ayudar a dejar de fumar.

ENLACE RELACIONADO:

Separ critica que Sanidad no prohíba la venta de cigarrillos electrónicos en las farmacias (13/08/2015)