Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

El SNS despide 3 veces más enfermeras que médicos

Cerca de 46.000 profesionales sanitarios han sido despedidos entre 2011 a 2013, principalmente en el sector público (43.400), de los cuales, 30.000 eran enfermeros y 10.000 médicos

Martes, 15 de diciembre de 2015, a las 17:35
Redacción. Madrid
Cerca de 46.000 profesionales sanitarios han sido despedidos entre 2011 a 2013, principalmente en el sector público (43.400), de los cuales, 30.000 eran enfermeros y 10.000 médicos, tal y como evidencian los últimos datos que Comisiones Obreras ha puesto sobre la mesa en su informe ‘El empleo en las actividades sanitarias y su evolución durante la crisis’ y extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de ese periodo.

De izquierda a derecha: Luis Álvarez, secretario de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad de CCOO; Carlos Bravo, secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO y Fernando Puig-Samper, autor del informe. 


Esto supone que, durante los años más intensos de la recesión económica, el Sistema Nacional de Salud (SNS) ha prescindido de tres enfermeras por cada médico despedido, a lo que hay que sumar un recorte presupuestario en sanidad de 9.000 millones de euros entre 2009 a 2014 que podrían explicar esta pérdida de empleo.  

A través de este documento, el sindicato ha querido constatar cómo en los primeros años de crisis continuó aumentando el empleo en el sector sanitario pero que, a partir del 2011, la situación cambió de forma drástica y comenzó a experimentar unas caídas jamás vistas en este sector.

Hasta 60.000 sanitarios se jubilarán en 2020

Por otro lado, el sindicato calcula que entre 55.000 y 60.000 profesionales sanitarios se jubilarán en el próximo lustro, lo que representa un 10,5 por ciento del total de trabajadores que ejercen en la sanidad pública del país. De ahí a que el SNS exija ofertas públicas de empleo (OPE) que se ajusten a estas necesidades, indica CCOO, quien además alerta del “grave problema” que supone no prever el proceso de recambio en el sistema sanitario.

Uno de cada cuatro contratos es temporal

El documento también pone el foco en la temporalidad de los profesionales sanitarios, una situación que se ha acrecentado durante los últimos años de recesión económica. Tanto es así, que esta situación afecta al 28,6 por ciento de los trabajadores del SNS –uno de cada cuatro- cuando en la sanidad privada solo asciende al 18 por ciento de los profesionales afectados. De hecho, CCOO manifiesta que la temporalidad en la sanidad pública ha pasado del 27 por ciento en 2002 (año en el que se culminaron las transferencias sanitarias de las comunidades autónomas) a aumentar 1,6 por ciento más seis años después.

Asimismo, la brecha de la temporalidad también se evidencia en ambos sectores. Mientras que la duración de ésta es de 21 meses en la sanidad privada, en la pública tiene una duración media de 97 meses, lo que hace que hasta el 10 por ciento de los trabajadores mayores de 55 años tengan contratos temporales, manifiesta el sindicatos. “Algo impensable en la sanidad privada y en el resto de sectores”, ha denunciado.

El repunte de la temporalidad también explica la caída salarial que han experimentado los profesionales sanitarios en los últimos años. Aunque los sueldos permanecen congelados desde 2008, el informe de CCOO muestra cómo los primeros contratos que se ofrecían en 2013 son un 13,8 por ciento más bajos que en esa fecha.

Por último, el sindicato no ha querido dejar pasar por alto lo que ha denominado como “privatización suave” que, en su opinión, está viviendo la sanidad española en los últimos años. Según CCOO, el sistema está viviendo un “desplazamiento de la actividad sanitaria del sector público al privado”, impulsado por “decisiones que constriñen la capacidad de respuesta de la pública”.

Asimismo, ha denunciado que el aumento de las horas de trabajo, la temporalidad, y la disminución salarial incide directamente en la calidad de la asistencia sanitaria, ya que provoca una mayor demanda y el denominado ‘burn out’ (síndrome del quemado) entre los profesionales que, en no pocos casos, sostienen “con mucho voluntarismo los servicios médicos, pese a las dificultades y los recortes”, ha indicado. 

ENLACES RELACIONADOS:

Informe de CCOO sobre el empleo en las actividades sanitarias

Mínimo histórico de personal contratado en el SNS (02/07/15)