12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Sindicato Médico, segunda fuerza más votada en el Parque de Salud Mar

El consorcio engloba los hospitales del Mar y de l'Esperanza, entre otros

Miércoles, 25 de marzo de 2015, a las 12:42
Redacción. Barcelona
Metges de Cataluña ha conseguido seis delegados en el comité de empresa del Parque de Salud Mar tras las elecciones sindicales y sigue siendo la segunda fuerza más votada en este consorcio sanitario que engloba el Hospital del Mar, el Hospital de l’Esperança, los centros asistenciales Peracamps, Fòrum y Dr. Emili Mira, y el Institut Municipal d’Investigació Mèdica (IMIM).

El presidente del Sector Laboral del sindicato y secretario de la Asociación Profesional de Médicos del IMAS-Metges de Cataluña (APMI-MC), Miquel Félez, considera que los resultados obtenidos son "notables" y demuestran "la innegable intención que tienen los facultativos de opinar, colaborar y participar en la gestión de la sanidad pública, especialmente en los momentos inciertos que vivimos".

Félez ha asegurado que el colectivo médico no quiere tener como interlocutores con la empresa a los sindicatos de clase, ante la continua aplicación de recortes presupuestarios que están poniendo en jaque la calidad asistencial, el poder adquisitivo y los puestos de trabajo de muchos profesionales sanitarios. "Nos quieren poner al frente para liderar otra manera de trabajar", sentencia.

Así, los seis delegados de APMI-MC, junto con la representación obtenida por las otras organizaciones sindicales profesionales Satse y API-IMAS (cuatro y dos delegados respectivamente), abre nuevas posibles mayorías dentro del comité de empresa de Parque de Salud Mar que serán analizadas próximamente por el sindicato médico, con el objetivo de encontrar la fórmula más adecuada para defender y representar de la mejor manera los intereses de los facultativos.

Por otra parte, Félez destaca la "renovación y el rejuvenecimiento" de la candidatura que ha presentado APMI-MC (un 50 por cientode las caras son nuevas), con un programa electoral que fija como objetivos dotar de carácter vinculante la mesa de negociación propia de los médicos, recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años, modificar el sistema retributivo con la incorporación de la dirección por resultados (DPR), mejorar las condiciones de trabajo, conseguir que la programación del trabajo sea respetuosa con la Ley de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, incorporar el conocimiento médico en la toma de decisiones y lograr el cobro del prorrateo de las guardias.