16 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Lunes, 07 de septiembre de 2015, a las 18:45
Redacción. Sevilla
El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía ha vuelto a denunciar la “discriminación” que sufren los empleados públicos andaluces con respecto a los del resto del Estado, tras aprobarse por el Consejo de Ministros que los funcionarios del Estado recuperarán otro 26 por ciento (48 días) correspondiente a la paga extra suprimida en 2012, mientras que en Andalucía, el Gobierno autonómico continúa sin abonar la primera parte, el 25 por ciento, y se mantienen recortes que afectan exclusivamente a su personal sanitario.

Francisco Muñoz, secretario autonómico de Satse.

Para más ofensa al sector público andaluz, Satse recuerda a través de un comunicado que el pasado mes de julio la Junta de Andalucía acordó una medida suscrita por CSIF, UGT y CCOO en la Mesa General de Negociación Común de la Administración, en la que se anunciaba como un gran logro que la parte proporcional de la paga extra del 2012 se abonaría en febrero de 2016.

Desde el punto de vista de Satse, “este acuerdo es una agresión más contra los empleados públicos andaluces, ya que continúa siendo la única comunidad autónoma a nivel estatal que aún no ha abonado lo que corresponde a los trabajadores del sector público de los 44 días de la paga extra del año 2012, a pesar de las numerosas sentencias que obliga a su pago”.

En esta línea, el sindicato asegura que la Junta “ha tenido tiempo más que suficiente para abonar” el 25 por ciento de la paga extra que se sustrajo a los profesionales en 2012, como ya ha hecho el resto del Estado hace meses, por lo que exige, una vez más, que “no demore más la restitución de los derechos laborales y retributivos de los empleados públicos y que, de manera inmediata, abone tanto el 25 por ciento de la parte de la paga extra que ya ha sido abonada por todas las comunidades autónomas, como el otro 26 por ciento que corresponde a 48 días de dicha paga extra a la que el Gobierno central ya ha dado luz verde”.

A su vez, Satse considera que ya es hora de que la Junta ponga solución de manera definitiva a recortes que afectan a los profesionales sanitarios andaluces, tales como los contratos basura al 75 por ciento de jornada, la distribución arbitraria de la jornada laboral, o la disminución del diez por ciento en los complementos variables, conceptos salariales que reconocen las condiciones especiales de penosidad de su trabajo y que no se dan en otros sectores de la función pública andaluza.

Con todo ello, Satse exige al Gobierno autonómico que ponga fin a la política discriminatoria que mantiene con los funcionarios andaluces, y muy especialmente con los profesionales sanitarios, y “restituya” todas las medidas de recortes laborales y retributivas que solo sufren dicho sector. En caso contrario, el sindicato de enfermería asegura que continuará con su campaña de movilizaciones y denuncia permanente que ya reanudó el pasado mes de junio con una masiva manifestación ante la sede del Servicio Andaluz de Salud (SAS).