Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:10

El Sespa no aplica en algunos casos la ampliación de la jornada

El Simpa ha tenido constancia a través de nóminas facilitadas por los propios facultativos

Jueves, 29 de noviembre de 2012, a las 16:48

Redacción. Oviedo
El Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) ha denunciado que el Servicio de Salud (Sespa) no aplica en algunos casos la ampliación de jornada de 2,5 horas más a la semana pero retrae la parte proporcional del sueldo de los médicos.

Antonio Matador, secretario general del Simpa y Javier Alberdi, presidente del Simpa.

Desde el sindicato médico, se ha manifestado que “se ha incumplido una ley básica del Estado y no aplica la nueva jornada laboral con el único propósito de ahorrar dinero”. Asimismo, ha tenido constancia de esta situación a través de nóminas facilitadas por los propios facultativos.

No obstante, advertida ya por médicos de hospitales como Jarrio, pero también por facultativos de Atención Primaria que trabajan en zonas rurales. “En ambos casos, la forma de proceder de la Administración del Principado es la misma. El Sespa, sin previa consulta a los interesados, incumple la ley, no aplica por lo tanto el incremento de jornada, pero retrae del salario diez horas al mes del concepto de Atención Continuada”, ha criticado el Simpa.

El sindicato ha hecho hincapié en la contradicción en la que incurre el Gobierno del Principado, con su Consejería de Sanidad y Servicio de Salud al frente, que defiende en público la ampliación de jornada y, en privado, sin embargo, no la aplica para reducir los salarios. “Los hechos demuestran, por lo tanto, que la preocupación del Sespa por facilitar el acceso al sistema en horario de tarde es sólo ficticia”, han explicado.

El Simpa ya denunció esta situación de incumplimiento en el Hospital de Jarrio. En este caso, la gerente del Sespa, Celia Gómez, reconoció los hechos y subrayó que se trababa de un lamentable error que sería subsanado en próximas nóminas. Sin embargo, el sindicato médico ha afirmado que “el error persiste y que la Administración autonómica sigue despreciando el ordenamiento legal”.

En esta línea, el sindicato ha admitido haber tenido conocimiento de que las direcciones médicas de algunos centros están ofreciendo permisos a cambio de que los facultativos no secunden la huelga. El Simpa ha considerado esta práctica como “carente de toda ética y supone una coacción de facto”.