Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30
Lunes, 04 de marzo de 2013, a las 21:48

Redacción. Toledo
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha insistido en que todos los menores inmigrantes y embarazadas reciben atención sanitaria en todos los hospitales y centros de salud de la región.

Luis Carretero, gerente del Sescam.

Según ha informado el Sescam en un comunicado, “las indicaciones que se han dado hasta el momento refuerzan este punto, que no se ve alterado por mucho que pudieran darse casos puntuales, que hasta la fecha la organización Médicos del Mundo no ha logrado demostrar”.

Frente a las acusaciones de Médicos del Mundo, que hablan de “desatención” y de “desinformación” por parte del personal administrativo, el Sescam defiende la profesionalidad de sus trabajadores. Los administrativos conocen la legislación vigente y la aplican con todos los inmigrantes, sean norteamericanos, alemanes o marroquíes.

La asistencia sanitaria en Castilla-La Mancha no se le niega a ningún menor inmigrante o embarazada, aunque en caso de carecer de tarjeta sanitaria se le emita la correspondiente factura, sea de la nacionalidad que sea, ha aclarado el Servicio de Salud.

Algunos de los supuestos casos de desatención a menores que ha presentado Médicos del Mundo son “inexactos”. En concreto, los dos menores de Yepes cuya falta de asistencia denunciaba esta organización fueron atendidos el pasado 22 de enero de 2013. Ambos menores cuentan también con tarjeta sanitaria desde el pasado 13 de febrero de 2013.

Por otro lado, es “engañoso intentar hacer creer que se ha cobrado a una inmigrante embarazada porque le haya llegado una factura”. El Sescam, como cualquier otra sanidad pública en España, emite factura a todo aquel que no cuenta con tarjeta sanitaria, sea norteamericano, alemán o argelino. Una vez que recibe la factura, esa persona puede iniciar el proceso para demostrar que tiene derecho a la cobertura sanitaria gratuita.