18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Martes, 25 de diciembre de 2012, a las 22:47

Redacción. Santander
El Pleno del Parlamento ha aprobado definitivamente este viernes, con los votos a favor del Grupo Popular y en contra de los grupos Socialista y Regionalista, los Presupuestos Generales de Cantabria para 2013, que ascienden a 2.282 millones de euros -un seis por ciento menos que este año-, y ha rechazado en bloque todas las enmiendas presentadas por la oposición.

Santiago de Cossío, gerente del SCS.

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) se lleva la mayor partida del presupuesto de 2013, con 749,5 millones de euros, a los que habría que sumar los 23,7 millones de presupuesto de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y los 203,5 del Instituto Cántabro de Servicios Sociales. Así, el presupuesto del SCS se incrementa un 2,7 por ciento con respecto a 2012 (729 millones).

El 73,6 por ciento del total del gasto se destina a sanidad, políticas sociales, fomento del empleo y educación, a la vez que se reduce el déficit, que será del 0,7 por ciento del PIB, es decir, 90 millones, lo que supone 100 menos que este ejercicio. El déficit acumulado de 2008 a 2011 es de 1.500 millones.

El Gobierno de Cantabria sostiene que el objetivo fundamental de los presupuestos de 2013 es la reactivación económica para la recuperación del mercado laboral, y destaca el carácter “social” de unas cuentas que destinan “tres de cada cuatro euros” a este tipo de políticas.