Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

El Rosell contará este año con 55 camas de hospitalización

14 de ellas corresponden a Cirugía con ingreso y otras tantas para Cirugía mayor ambulatoria

Viernes, 11 de marzo de 2016, a las 17:36
Redacción. Murcia
El hospital general universitario Santa María del Rosell de Cartagena contará este año con un total de 55 camas de hospitalización, conforme al Plan Funcional que la Consejería de Sanidad elaboró para potenciar la capacidad asistencial del complejo hospitalario de Cartagena, de común acuerdo con los profesionales del área II de salud.

Martín Quiñonero.

El secretario general de la Consejería, Martín Quiñonero, ha recordado que dicho plan "no es caprichoso" y responde a "una planificación concienzuda, con el objetivo de ampliar el número de intervenciones quirúrgicas en el área".

Quiñonero resalta que, cuando concluya 2016, el Rosell dispondrá de 16 camas para Cirugía Con Ingreso (CCI), 14 de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), 14 en una nueva Unidad de Corta Estancia (UCE), tres puestos post-quirúrgicos y ocho para la nueva Unidad de Cuidado Paliativo (UCP).

Estas actuaciones, contempladas en varias fases del presente año, se iniciaron el pasado 1 de marzo con el inicio de la CCI, "que hasta hoy ha permitido realizar 50 intervenciones quirúrgicas a pacientes que han quedado ingresados en el Rosell". Quiñonero ha subrayado que esta primera fase se debía desarrollar el primer trimestre del año "y nuestro compromiso se ha cumplido en tiempo y forma".

Asimismo, ha indicado que la nueva Unidad de Cuidados Paliativos, contemplada en la segunda fase del Plan Funcional del Rosell, contará con ocho habitaciones individuales, "lo que nos ayudará a avanzar en nuestros planes de humanización en la asistencia".

El secretario general ha remarcado que "las decisiones en gestión y planificación sanitaria no son fruto de impulsos y de intereses políticos, sino de medidas integradas que permitan atender con garantías las necesidades asistenciales".

Respecto a la proposición de ley aprobada ayer en la Asamblea Regional, "es muy fácil buscar el rédito político, lo complicado es gestionar de manera adecuada, con criterios de eficiencia, sostenibilidad y responsabilidad, y la norma aprobada ayer contradice todos estos principios", apostilla. Quiñonero ha recalcado que "ni tiene el necesario respaldo presupuestario ni responde a las necesidades asistenciales del área".

Así, según explica, aplicar la citada ley, "supondría un sobreesfuerzo presupuestario que superaría los 50 millones de euros, además de replantearse la configuración del área de salud y mermar la atención a los usuarios, que disponen en el hospital Santa Lucía, con el apoyo del Rosell, del segundo gran hospital de la Región".

El hospital cerró sus servicios quirúrgicos para cederlos en favor del nuevo hospital Santa Lucía aunque gracias a un compromiso electoral adquirido por el actual Ejecutivo, estos servicios se están reaunudando paulatinamente.