Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El PSPV entrega 8.000 firmas contra el cierre de centros de salud de atención nocturna

Para Cerdán, “no se puede privatizar” un servicio básico como el sanitario

Jueves, 21 de marzo de 2013, a las 17:04

Redacción. Alicante
El secretario general del PSPV en Alicante, David Cerdán, ha presentado en la sede de la Generalitat valenciana de la capital alicantina 8.000 firmas contra el posible cierre de centros de salud de atención nocturna en los municipios de "menor" población, una medida que, a su juicio, representa el "desmantelamiento de la red básica de la sanidad en Alicante".

David Cerdán, secretario general del PSPV en Alicante.

Cerdán, que ha estado acompañado por el secretario provincial de Sanidad del partido, Miguel Mauri, y por varios dirigentes socialistas, ha realizado estas declaraciones a los periodistas antes de depositar las rúbricas en la Delegación del Consejo.

Así, ha explicado que el partido ha presentado 8.000 firmas de ciudadanos "preocupados por los anuncios y contraanuncios" de la Generalitat "en contra" de la sanidad pública, "en este caso por la intención, que sospechamos que mantienen en firme pero que retrasan para sorprendernos una vez más, de cerrar centros de salud nocturnos en los municipios de menor población", ha añadido.

El líder del PSPV alicantino ha indicado que "ahora mismo hay cierres efectivos desde hace tiempo" de centros sanitarios en la localidad de Biar, en poblaciones de la comarca de la Vega Baja, y "algunas restricciones" en municipios de la Marina Alta.

"Pensamos que es un desmantelamiento de la red básica de la sanidad en Alicante, que atenta contra los ciudadanos y contra los que más necesidades tienen, que son los pueblos más pequeños. El modelo actual de una sanidad pública bien extendida territorialmente está cumpliendo su función, y vamos a defender el estado de bienestar tal y como está", ha subrayado.

Para Cerdán, "no se puede privatizar" un servicio básico como el sanitario, y ha recalcado que el PSPV no va "a consentir que la sanidad sea de pago para los que más que tienen", al tiempo que tampoco permitirán "que una vida de una persona en el pueblo más pequeño de la provincia valga menos que la de un ciudadano que vive en una ciudad con un gran hospital".

En el mismo sentido, ha enfatizado que la "ventaja" del sistema sanitario español y valenciano, "construido entre todos", es que "trata a todos, sean quienes sean y allá donde vivan, de la misma manera".

No obstante, ha recalcado que el PP "opina lo contrario", y ha resaltado que "cataloga a las personas en función de unos intereses que no son los básicos de humanidad y los construidos desde la ley socialista de 1986 de sanidad pública y universal, que sí es sostenible a pesar de los ataques de este Gobierno, que nos quiere convertir en clientes, en lugar de en ciudadanos con derechos".

“La vida no tiene precio”

En cuanto a las firmas presentadas este jueves, ha apuntado que si la Generalitat "sigue en su empeño", la formación socialista está dispuesta a poner "diez veces más o las necesarias para hacer recapacitar a los responsables" del Gobierno valenciano "de que la vida no tiene precio". "Lo que sí tiene precio son algunas mezquindades sobrevenidas con sobres de algunos políticos que piensan en ellos y no en los ciudadanos", ha agregado al respecto.

 Cerdán también ha hecho hincapié en que cuando el PP "lanza" una propuesta "contra" el estado del bienestar y los ciudadanos "lo único que hace es amagar, como con el IVA, el copago, la segregación de la nueva ley de educación pública, o los atentados contra las políticas de igualdad", y ha afirmado que los 'populares' "tienen un planteamiento ideológico conservador, neofranquista, que consiste en que aquel que quiera un servicio que se lo pague".

 "Nosotros vamos a estar con los ciudadanos, y firmes ante cualquier intento de derrumbe de las estructuras jurídicas que asientan el estado del bienestar, que era posible en los años 1980 con un país más pobre, y que evidentemente, a pesar de la crisis, es mucho más factible en una España del siglo XXI", ha destacado.