Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El PSOE pide a la Junta que reconsidere su postura antes de cerrar los PAC

Significa la supresión de Puntos de Atención Continuada durante las 24 horas del día como hasta ahora existían

Miércoles, 24 de octubre de 2012, a las 12:52

Redacción. Ciudad Real
Los alcaldes y portavoces de los municipios de la provincia de Ciudad Real afectados por el cierre de los servicios de urgencias han vuelto a alzar la voz para solicitar al Gobierno de Castilla-La Mancha "sensatez y sentido común" para que finalmente no lleve a cabo esa decisión que consideran "totalmente injusta y discriminatoria" respecto al resto de ciudadanos de la región.

Carmen Ballesteros y Francisco Morales.

Una reacción que surge tras recibir una Orden de la Consejería de Sanidad para que presenten las alegaciones que consideren oportunas tras la supresión de dicho servicio de urgencias, también conocidos como Puntos de Atención Continuada (PAC), durante las 24 horas de día como hasta ahora existían. En algunos casos este servicio permanecerá abierto hasta las tres de la tarde y en otros hasta las ocho de la tarde, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

La alcaldesa de Castellar de Santiago, Carmen Ballesteros y su homólogo en Villanueva de la Fuente, Francisco Morales, han adelantado en nombre de todos los municipios afectados por ese cierre de sus urgencias médicas que presentarán alegaciones a la Junta de Comunidades, algo que llevan realizando desde que tuvieran conocimiento de estas intenciones en el pasado mes de junio.

Plenos extraordinarios, reuniones con los profesionales del Sescam, manifestaciones, concentraciones y movilizaciones diversas de los vecinos y vecinas acompañadas de los correspondientes argumentos para hacer ver a los responsables del Gobierno de Cospedal que el cierre de los PAC es una "situación sangrante y un auténtico atropello hacia unas comarcas deprimidas, y con población envejecida, además de tener una orografía complicada y extensa.

En este sentido, la alcaldesa de Castellar, Carmen Ballesteros, ha pedido a los dirigentes de la Junta de Comunidades "que escuchen la voz de los ciudadanos" y en lugar del cierre realicen un reparto, un mantenimiento y un a mejor reorganización de los servicios sanitarios de las zonas rurales, una tarea para que directamente ha solicitado la complicidad de los alcaldes y concejales del Partido Popular en esta comarcas para defender de forma unánime a sus vecinos y vecinas. En la misma línea se ha pronunciado el primer edil de Villanueva de la Fuente, Francisco Morales, al lamentar que el Gobierno de Castilla-La Mancha quiera acabar "de la noche a la mañana" con unas infraestructuras y unos servicios que han costado "mucho tiempo, mucho dinero y mucho esfuerzo para garantizar una asistencia sanitaria justa y de calidad".