13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El PP recuerda que Son Espases costará 285 millones de euros

Antich considera que el sobrecoste estaba justificado

Miércoles, 28 de enero de 2015, a las 18:54
Redacción. Palma
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Investigación de Son Espases, Carlos Veramendi, ha apuntado, tras la comparecencia esta mañana del gerente de la concesionaria, Carlos Feced, que el modificado socialista va a costar a todos los ciudadanos de Baleares 285 millones de euros.

Veramendi.

Esta cantidad, dice, sale de sumar “todos los costes que pasaron de la concesionaria al Ib-Salut, como los 110 millones solo en cánones, 12 millones más en mobiliario o los más de 87 millones en consumo de luz y agua”.

Además, ha recordado que hay un contencioso de la concesionaria contra el Servicio de Salud por importe de 139 millones de euros que si se ganara “supondría más sobrecoste para esta comunidad”, y ha dicho que esa reclamación responde a obras y actuaciones hechas durante la etapa socialista “que no se pagaron”.

“El sobrecoste estaba justificado”

Por otro lado, el expresidente del Gobierno balear Francesc Antich ha asegurado que el PP también hubiera hecho la modificación del Hospital Universitario de Son Espases que se hizo en la legislatura del Pacte de Progrès (2007-2011) porque "era imposible" llevar a cabo dicho centro con un "plan funcional de 2001".

A su parecer, el sobrecoste estaba justificado dado que "el proyecto estaba cargado de problemas" ya que no cumplía el código técnico ni la ley de barreras arquitectónicas. Además, los baños y muchas puertas no eran accesibles y "tampoco cumplía el plan energético". En este sentido, ha reconocido los 60 millones de sobrecoste pero ha negado saber nada de los 280 millones.

Veramendi ha criticado que Antich “haya venido a tirar balones fuera y vender su libro”. “Es lamentable que diga que se modificó el proyecto para incluir mejoras en su accesibilidad cuando se ha demostrado que, una vez inaugurado el hospital, uno de los arquitectos municipales de Palma no le dio el final de obra porque se había de resolver el incumplimiento de la normativa de accesibilidad”.

Además, Veramendi ha destacado “la cantidad de vueltas que ha dado” para reconocer que su decisión de parar la obra, “ha costado a todos 1,3 millones de euros”. “En la Administración, no hay ningún estudio de alternativas de solares que justifique ese parón como se ha hecho creer”, ha añadido.

Ningún cargo institucional

Por otro lado, el exconsejero de Movilidad y Ordenación del Territorio en Baleares, Gabriel Vicens, ha indicado que no sabe "muy bien qué" hace en la comisión de investigación sobre Son Espases puesto que cuando se construyó el hospital no tenía ningún cargo institucional.

Asimismo, ha destacado que ninguno de los consejeros del Pacto "estaba contento" con construir el hospital en esa zona puesto que se trataba de una "situación heredada" y había sido una "gran equivocación" plantearlo allí por parte del PP.

Vicens ha explicado que formó parte del Gobierno como consejero entre los años 2007 y 2011 en base a un "pacto de gobernabilidad" que tenía como "condición parar las obras, analizar la situación y ver posibles soluciones".

Por último, el exconsejero ha destacado que su formación (Bloc) "siempre" estuvo en contra de construir Son Espases en esa zona. "No aceptamos nunca la decisión de hacer el hospital en Son Espases, en ningún Consejo de Gobierno, ningún consejero del Bloc le dio el visto bueno", concluye.

ENLACES RELACIONADOS:

OHL califica de “gravísima irregularidad administrativa” la paralización de la concesión de las obras de Son Espases (27/1/15)