17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El PP reafirma que el Govern no ha retirado la asistencia sanitaria a nadie

Ha recordado que se atiende a los extranjeros no residentes

Miércoles, 10 de abril de 2013, a las 18:43

Redacción. Palma
El Grupo Parlamentario Popular ha rechazado durante la Comisión de Salud del Parlamento, una iniciativa de los econacionalistas que insta a reconocer a todas las personas residentes en la comunidad autónoma el derecho a la asistencia sanitaria a todos los niveles asistenciales y de rehabilitación y a dar de alta todas las tarjetas sanitarias que se dieron de baja en aplicación del Real Decreto Ley 16/2012.

Francisco Mercadal, diputado del PP.

Ha sido el diputado popular Francisco Mercadal quien ha defendido la postura del PP y ha manifestado que el Govern no ha retirado la asistencia sanitaria a nadie, sino que la ha ampliado a colectivos que antes no tenían este derecho.

En consecuencia, Mercadal ha explicado que las personas que tienen la condición de asegurado o beneficiario “dispondrán de la tarjeta sanitaria individual que les permite el acceso al Sistema Nacional de Salud”, y para las personas extranjeras no empadronadas ni autorizadas como residentes en España, “tendrán cobertura y asistencia en los siguientes casos; asistencia urgente por enfermedad o accidente, asistencia por embarazo, parto y postparto, asistencia para menores de 18 años, asistencia en supuestos de sanidad pública como los casos de tuberculosis, VIH y Sida, además de casos de trastornos mentales graves, así como aquellas personas solicitantes de protección internacional y víctimas de tráfico”.

El diputado ha querido dejar claro que no se puede confundir el derecho a la atención sanitaria con el derecho  a la tarjeta sanitaria. “Lo que se está haciendo es poner orden a un situación que no estaba regulada y que nos sitúa al mismo nivel que el resto de países europeos”, porque “no hay ningún país de la Unión Europea que dé cobertura sanitaria a personas de otra nacionalidad simplemente por el hecho de estar empadronado”.

En este sentido, el popular ha recordado que la obligación de facturar la asistencia sanitaria a personas no aseguradas ya se contemplaba en la Ley General de Sanidad del año 1986, “así que no es nada nuevo”, ha apuntado Mercadal. Es por ello, que el popular ha aseverado que “este descontrol provocó que sólo en el año 2009 España dejara de facturar 1.000 millones de euros a otros países por asistencia sanitaria de más de 7.000 ciudadanos”.

El popular ha destacado que tal y como manifestó el Tribunal de Cuentas, el sistema sanitario español estaba asumiendo indebidamente la asistencia sanitaria de unas personas que ya tenían cubierta su asistencia o bien por seguridad social de su país de procedencia o a través de seguros privados, “todo esto suponían una carga en nuestros presupuestos”. Mercadal se ha preguntado ¿dónde está la responsabilidad política de los errores del pasado y del gasto incontrolado?, “no somos los pagadores de la sanidad pública europea y menos cuando estamos pidiendo unos esfuerzos extraordinarios a nuestros ciudadanos”.

Finalmente, el diputado popular ha destacado otro ejemplo de la mala gestión del anterior Gobierno y ha apuntado que el cruce de datos de tarjetas sanitarias con información de otros ministerios, tuvo como resultado 800.000 titulares que constaban como beneficiarios de otras personas, 200.000 de ellos figuraban como beneficiarios de un pensionista, 150.000 tarjetas correspondían  a personas fallecidas, 552.000 que se habían dado a personas sin recursos, correspondían a personas con recursos suficientes, etc. “Ejemplos como este han exigido un cambio urgente en el sistema de concesión de la tarjeta sanitaria”, ha concluido.