Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05

El Parque de Investigación Biomédica de Barcelona se adscribe a la Generalitat

Se ajusta a la Ley de racionalización del sector público

Miércoles, 30 de septiembre de 2015, a las 10:31
Redacción. Barcelona
El Gobierno ha aprobado la modificación y el texto íntegro de los estatutos del consorcio Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB), para adecuarlos a la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local y, específicamente, en el nuevo régimen jurídico de los consorcios que se prevé a través de la disposición adicional vigésima que se añade a la Ley de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común.

El PRBB se adscribe a la Generalidad de Cataluña y se rige por su régimen presupuestario, de contabilidad y de control aplicable. Los estatutos también se ajustan a la Ley de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa, en relación con el derecho de separación del consorcio y su disolución y liquidación, en su caso.

El Consorcio Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB) está integrado por la Generalitat, mediante los departamentos con competencia en investigación, economía y salud, por el Ayuntamiento de Barcelona y por la Universidad Pompeu Fabra. Su finalidad es el impulso y promoción del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, ​​propiciando la colaboración económica, técnica, administrativa y científica de los centros y entidades de investigación que forman parte.

Las siete entidades independientes de investigación ubicadas en el PRBB son: el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM, centro CERCA); el Departamento de Ciencias Experimentales de la Universidad Pompeu Fabra (CEXS - UPF); el Centro de Regulación Genómica (CRG, centro CERCA); el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB, centro CERCA); el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL, centro CERCA); la Fundación Pasqual Maragall, y el Instituto de Biología Evolutiva (IBE, UPF - CSIC).