Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El Parlamento no respalda los tiempos máximos de espera en sanidad del PP

CiU atribuye el incremento a la falta de recursos por parte del gobierno central

Jueves, 30 de abril de 2015, a las 12:00
Redacción. Barcelona
El Parlamento ha rechazado seguir tramitando una proposición de ley del PP para establecer un tiempo máximo de respuesta en la atención sanitaria, al aprobarse la enmienda a la totalidad que había presentado CiU con el apoyo de ERC, ICV-EUiA, la CUP y la diputada no adscrita Marina Geli.

Eva García.

La diputada popular Eva Garcia ha presentado la iniciativa que pretendía fijar por ley un tiempo máximo de espera de 65 días para procedimientos quirúrgicos con prescripción no urgente y de 45 días para las primeras consultas de asistencia especializada, programadas y en régimen ambulatorio que sean solicitadas por indicación de un médico de atención primaria.

También incluye un plazo máximo de 24 horas para urgencias desde la llegada del paciente hasta la asignación de una cama de agudos o sociosanitarios, de diez minutos para la espera de un transporte sanitario urgente y de una hora para el programado.

Según Garcia, los recortes del Govern han agravado el problema de las listas de espera, que en un debate anterior sobre sanidad ha atribuido en parte a los inmigrantes, y ha añadido: “No puede ser que tengamos pacientes amontonados como sardinas porque no se les asigna una cama en planta”.

CiU y ERC atribuyen el problema de las listas a que el Gobierno central no da recursos

El diputado de CiU Roger Montañola ha sostenido que las listas de espera en Cataluña están “igual o mejor” que en 2010 con la única diferencia de que el Gobierno no les da los recursos suficientes para afrontar esta problemática.

En la misma línea se ha pronunciado la diputada de ERC Alba Vergés, que ha apuntado que las listas de espera son una cuestión de recursos y financiación, y que en ningún caso se puede culpar a los inmigrantes de éstas: “El problema lo tenemos con España, pero no sufran, lo arreglaremos el 27S”.

La diputada de ICV-EUiA Marta Ribas, pese a encontrar interesante el debate de garantizar por ley esperas máximas, ha culpado a los recortes y la falta de recursos el aumento de las listas de espera, y se ha opuesto finalmente a la tramitación de la proposición de ley porque, a su juicio, no evita que cada vez se destinen más recursos y pacientes a la sanidad privada.

El mismo argumento ha utilizado la diputada de la CUP Isabel Vallet para oponerse a que se continúe tramitando en el Parlamento, además de considerar que su contenido hace una “aproximación estigmatizadora” de la sanidad pública catalana.

Nuria Segú y Carme Pérez.

PSC y C’s, a favor de la tramitación

Desde el PSC, la diputada Núria Segú ha tachado de “cínico” pedir plazos máximo cuando hay personas que no tienen derecho al sistema sanitario, aunque ha argumentado su voto en contra a la enmienda a la totalidad de CiU porque consideran que la proposición de ley podía servir para debatir sobre los derechos de los ciudadanos y establecer tiempos de garantía.

La diputada de C’s Carme Pérez ha defendido que en el trámite parlamentario se podía abordar la derivación cada vez más de recursos y pacientes a centros privados, una práctica que no comparten, y sobre la necesidad de que criterios técnicos y profesionales sean los que establezcan los tiempos de espera máximos en la sanidad pública catalana.