14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El número de casos de tuberculosis desciende un 11 por ciento en 2014

Las medidas van enfocadas a que haya un mayor control de esta enfermedad en Atención Primaria

Lunes, 23 de marzo de 2015, a las 18:11
Redacción. Santander
La comunidad ha registrado 67 nuevos casos de tuberculosis en 2014, 50 de ellos de tuberculosis respiratoria, lo que supone un descenso con respecto a 2013, año en el que se contabilizaron 75 casos, aunque en la variante respiratoria se ha dado un ligero repunte (en 2013 se dieron 44 casos), según ha informado la Consejería de Sanidad con motivo de la celebración, este martes, del Día Mundial de la Tuberculosis.

Cuatro de esos casos se corresponden con menores de 15 años y las dos terceras partes del total de diagnosticados están comprendidos entre los 15 y 54 años. Por sexos, predominan los varones en edades comprendidas entre los 46 y los 80 años, mientras que entre los 15 y los 34 las personas con tuberculosis son mayoritariamente mujeres. La enfermedad afecta por igual a hombres y mujeres entre los 35 y 44 años.

El 85,3 por ciento de las tuberculosis declaradas en 2014 corresponden a casos nuevos, es decir, a pacientes que no han recibido nunca tratamiento antituberculoso o que lo han recibido durante un periodo inferior a un mes y el 61 por ciento de los casos de tuberculosis declarados en Cantabria en 2014 precisaron ingreso hospitalario. En 2014 se produjeron tres brotes, uno en un colectivo escolar y otros dos en entorno familiar. En este mismo año y fruto de la colaboración del Servicio de Sanidad y Bienestar Animal con el de Salud Pública, se ha realizado estudio a trabajadores pertenecientes a explotaciones ganaderas que habían resultado positivas en las campañas de saneamiento ganadero a tuberculosis, sin encontrar ningún caso positivo.

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales ha anunciado que impulsará la prevención y el control de la tuberculosis desde los centros de salud, a través de un nuevo protocolo que se ha elaborado para los profesionales para garantizar una respuesta eficiente y uniforme entre el personal sanitario de Atención Primaria, ante un caso sospechoso o confirmado de tuberculosis.