Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El Nisa Pardo de Aravaca inaugura la Unidad de Patología Funcional Digestiva

Nace para mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades funcionales digestivas

Jueves, 11 de junio de 2015, a las 15:54
Redacción. Madrid
El Hospital NISA Pardo de Aravaca acaba de poner en marcha la Unidad de Patología Funcional Digestiva, un servicio con el que se pretende dar solución o mitigar las enfermedades funcionales del aparato digestivo, que se caracterizan por no tener una causa aparente que justifique los síntomas, como pueden ser el intestino irritable, la dispepsia, el estreñimiento crónico, reflujo gastroesofágico o distensión abdominal, entre otras.

Enrique Rey, coordinador de la Unidad de Patología Funcional Digestiva.

Actualmente, el 40 por ciento de la población se encuentra afectado por alguna de estas patologías, y el 10 por ciento son casos extremos. Este tipo de patologías del aparato digestivo se pueden desarrollar a cualquier edad, afectan más a mujeres que a hombres, no cuentan con un tratamiento curativo, están asociadas a diversos factores (psicológicos, sociales, nutricionales, hábitos de vida, estrés…) y presentan alteración en la función del tubo digestivo, por lo que es necesario llevar a cabo tratamientos individualizados para cada paciente que, generalmente, combinan el uso de fármacos con cambios de hábitos de vida y nutricionales, e incluso atención psicológica al paciente.

La enfermedad más común que puede abordarse desde la Unidad de Patología Funcional Digestiva es el síndrome de intestino irritable, que cursa con dolor, hinchazón, diarrea o estreñimiento, de forma frecuente y que habitualmente no recibe tratamiento.

Enrique Rey, coordinador de la Unidad de Patología Funcional Digestiva, indica que “esta unidad es bastante novedosa, ya que trataremos los casos de un amplio grupo de la población que sufre trastornos digestivos crónicos, que ha recibido múltiples pruebas diagnósticas y consejos sin saber cómo hacerles frente y mitigar el impacto sobre su vida personal, familiar y laboral. Son pacientes resignados a vivir con enfermedades que realmente es posible mejorar a través de un enfoque biopsicológico”.

Desde esta Unidad del Hospital Nisa Pardo de Aravaca se indica que, de forma genérica, la población puede contribuir a disminuir este tipo de patologías con cuatro hábitos en el modo de vida. El primero de ellos es realizar ejercicio aeróbico moderado; apuntarse a la dieta mediterránea; eliminar el tabaco y beber con moderación; e intentar reducir el estrés.

ENLACES RELACIONADOS:

El Nisa Sevilla Aljarafe inaugura el Centro de Salud Deportiva (27/05/15)