Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Viernes, 06 de febrero de 2015, a las 16:07
Redacción. Palma
El que fuera secretario general del Ib-Salut entre los años 2007 y 2011, Javier Clavero, ha asegurado que el modificado de Son Espases "se hizo legalmente", ha manifestado durante la comisión de investigación que se celebra en el Parlamento.

Javier Clavero.

Clavero ha negado también haber recibido alguna orden o recomendación política para beneficiar a alguna empresa durante el proceso. "Nunca tuve ninguna directriz, ni política, ni de amigos", ha manifestado.

Además, ha explicado que su función estaba "más ligada a trámites administrativos", por lo que con el modificado no tuvo una "participación directa" aunque se le comentaron los problemas hallados como el hecho de que se modificasen normas urbanísticas. Así, ha dicho que no llegó a participar en las negociaciones directas con la empresa concesionaria, si bien acudía a las mesas.

Por otro lado, ha señalado que en el modificado del hospital participaron diferentes áreas del Govern como la de Hacienda y que éste contó con dos informes jurídicos. También ha explicado que su coste fue de 60 millones de euros, más el IVA.

Armengol acusa a una “herencia letal”

Por su parte, la actual secretaria general del PSIB y presidenta del Consell de Mallorca en la última etapa del Pacte de Progrès (2007-2011), Francina Armengol, ha señalado que el Hospital Universitario de Son Espases fue "una herencia letal" que se vieron obligados a "solucionar", ya que estaba y está "mal ubicado y mal conectado" debido a que cuando el PP acabó su legislatura y entraron al poder se encontraron con que "no había ninguna previsión presupuestaria para crear sus accesos".

Armengol, que ha sido citada a las 12.00 horas en el Parlament, ha dicho que la actual portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Mabel Cabrer, que en la etapa de 2003-2007 fue responsable insular de carreteras, "no dejó ni previsión de realizar los accesos ni previsión económica" y que "ni el segundo cinturón ni el metro, que habían planteado, conectaban con dicho centro hospitalario".

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Investigación, Carlos Veramendi, ha lamentado que “la continua improvisación de Armengol, ha supuesto un sobrecoste en la obra del 26 por ciento”. Para el portavoz, “el fruto de la política en carreteras de Armengol es el mayor puente de Baleares”.

“Una maniobra de despiste”, según el PSIB

El diputado del PSIB Antoni Diéguez ha acusado al PP de intentar llevar a cabo una "maniobra de despiste" con la comisión de investigación sobre Son Espases cuando "lo importante es por qué se hizo este hospital y por qué se produjo un cambio en el concesionario siguiendo instrucciones políticas".

Diéguez ha considerado que los 'populares' se han visto "arrinconados" durante estas comisiones y, por ello, lo único que se les ha ocurrido es decir que los ingenieros que elaboraron el informe sobre la construcción del puente de Son Espases eran "poco sesudos".

Además, el socialista ha señalado que Armengol ha "dado una muestra de lo que tiene que hacer un político cuando gobierna" que es, ha añadido, primero conseguir financiación para el proyecto y, posteriormente, hacer la obra.