Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

El Ministerio busca la mejor salida asistencial y política para la crisis de la varicela

El martes 30 hay Comisión de Salud Pública y sobre la mesa está la modificación

Martes, 23 de septiembre de 2014, a las 21:50
Redacción. Madrid
El bloqueo de la vacuna de la varicela en las farmacias españolas dictado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), que derivó hace unos meses en el paso oficial a uso hospitalario en exclusiva, ha provocado que las comunidades autónomas se encuentren con un problema asistencial, y también político: los padres que bajo prescripción del pediatra de Atención Primaria quieren vacunar a su hijo no pueden hacerlo, algo que también está repercutiendo de forma negativa en la imagen de los responsables de las consejerías y de los servicios de salud autonómicos, que andan, como vulgarmente se dice, algo ‘cabreados’ con el Ministerio de Sanidad por esta circunstancia.

Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, consulta sus notas en una reunión con representantes de las consejerías autonómicas.

El próximo martes 30 de septiembre se reúne la Comisión de Salud Pública, formada por representantes del Ministerio de Sanidad y de las consejerías autonómicas. Sobre la mesa tendrán, según han confirmado algunas consejerías a Redacción Médica, la modificación del calendario infantil común. Con la recuperación económica de fondo, y elecciones autonómicas y generales en 2015 en el horizonte próximo, el departamento de Ana Mato estudia introducir nuevas vacunas, como las de la neumonía y la meningitis, o incorporar la vacunación para la varicela a los 15 meses de edad del niño, algo que solo recoge ahora el calendario de Navarra.

El Ministerio puede perder el liderazgo

En el Ministerio de Sanidad se tiene la sensación de que el liderazgo en el calendario está en peligro porque las consejerías están sometidas a mucha presión, y pueden romper en cualquier momento el consenso añadiendo determinadas profilaxis a sus calendarios particulares. El aumento de los casos de varicela infantil es algo que se puede constatar en los propios boletines epidemiológicos del Instituto de Salud Carlos III. Además, cualquier complicación grave relacionada con la varicela, la meningitis o la neumonía en algún menor puede derivar en una repercusión mediática que afecte a la carrera electoral en cualquier comunidad autónoma.

Por estos motivos Sanidad se plantea coger las riendas y hacer un calendario que dé una mayor protección al niño. Además, en el seno de la Dirección General de Salud Pública se tiene el convencimiento de que incorporando estas vacunas se lograría un mayor control sobre la vacunación, uno de los motivos que alegó la Aemps para sacar la de la varicela del canal de la farmacia.

Según ha podido saber este periódico por fuentes de las consejerías, ya hay comunidades que negocian a espaldas del ministerio la posible incorporación de alguna de estas profilaxis a sus calendarios. Con un acuerdo común, y a través incluso de una central de compra, además de no romper la cohesión en todo el territorio nacional, ministerio y autonomías podrían fijar un precio más competitivo, como ha sucedido con otras vacunas que ya han entrado en el calendario.



ENLACES RELACIONADOS:

La varicela roza en ocho meses todos los contagios del año pasado (18/09/14)

La vacuna de la varicela, expulsada oficialmente de las farmacias (02/09/14)