Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40
Viernes, 26 de febrero de 2016, a las 17:36
Redacción. San Sebastián
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presentado hoy en el Parque Tecnológico de Guipúzcoa la Estrategia de Investigación e Innovación en Salud 2020 que potenciará la confluencia del sistema vasco de salud con la universidad y la industria farmacéutica y biosanitaria para que este ámbito sea también una “fuente de riqueza” en Euskadi.

El consejero de Salud, Jon Darpón (izquierda) y el lehendakari, Íñigo Urkullu (tercero por la izquierda), durante la presentación.

“Entendemos la investigación y la innovación sanitaria como una prioridad, para que los investigadores e investigadoras vascas realicen su trabajo en Euskadi, atraigamos a nuevos investigadores y potenciemos un sector que puede generar riqueza intelectual y económica”, ha dicho el jefe del Ejecutivo vasco, ante cerca de 200 profesionales y representantes de los ámbitos sanitarios, científico, tecnológico y empresarial.

Urkullu ha añadido que el sector de las empresas ‘bío’ está registrando crecimientos superiores al 10 por ciento, y la que la inversión anual en I+D+i en Euskadi es de 120 millones de euros, de los cuales un 45 por ciento, unos 55 millones, proceden del sistema sanitario. “El sector empresarial de las biociencias era prácticamente inexistente en el País Vasco en el año 2000 y ahora cuenta "con 75 empresas”, ha destacado. 

Binomio biociencias-salud

El lehendakari ha estado acompañado, entre otras autoridades, del consejero de Salud Jon Darpón. Este último ha sido el encargado de desgranar las claves de la Estrategia de Investigación e Innovación en Salud 2020, que ha resumido en una potenciación del binomio biociencias-salud. El consejero ha asegurado que la estrategia tendrá financiación específica, pero no ha precisado en qué cantidad.

Con la Estrategia, ha dicho Darpón, se busca “la integración del sistema sanitario vasco con las tres universidades (UPV-EHU, Mondragón y Deusto) en el ámbito de las biociencias” y también con la industria local “emergente” y con las multinacionales.

Sector emergente

“En Euskadi, el de las biociencias es un sector emergente, internacionalizado e intensivo en I+D+I y en capital que debe constituir una apuesta relevante para que podamos converger con los países más avanzados de la UE”, ha explicado el consejero, quien ha incidido también en la relación entre la biociencia y las mejoras en la atención sanitaria que reciben los ciudadanos.

“La I+D+i sanitaria contribuye a responder a retos derivados del envejecimiento, cronicidad y dependencia, a transformar el sistema sanitario para adaptarse a las necesidades individuales y poblaciones”, ha señalado Darpón, incidiendo también en que la potenciación de la investigación en la sanidad contribuye a la larga a la sostenibilidad del sistema. El Consejero de Salud ha desgranado los cuatro grandes ejes estratégicos de la nueva Estrategia, denominados, respectivamente Impacto, Integración, Personas y Recursos.