Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El HUCA, hospital ‘sin papeles’ nivel 6 en la escala de Himss Analytics Europe

Se ha valorado la digitalización de todas las historias clínicas

Jueves, 30 de abril de 2015, a las 18:34
Redacción. Oviedo
El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha obtenido la acreditación de la organización profesional Sociedad de Sistemas de Información y Gestión en Sanidad (Himss) en el nivel 6 (de un máximo de 7) como hospital ‘sin papeles’.

A través de un modelo de evaluación, Himss brinda a las organizaciones sanitarias, autoridades gubernamentales y empresas del sector amplios recursos y servicios de datos para la adopción y el uso de la tecnología de la información sanitaria en Europa.

El HUCA comenzó a operar con el programa de historia clínica electrónica de Cerner Millennium en junio de 2014 y se ha convertido en el primer hospital europeo que consigue esta certificación en un espacio tan breve de tiempo, según ha informado el Gobierno asturiano.

El centro de referencia de la sanidad asturiana ha logrado el nivel 6, el máximo al que puede aspirar en este momento, en la evaluación realizada por Himss Analytics Europe. Para alcanzar el grado máximo, el 7, es necesario acreditar antes un tiempo de competencia en el nivel anterior. Este grado ha sido alcanzado únicamente por dos hospitales de  Europa: el Hospital Universitario de Hamburgo y el Marina Salud de Denia. Ambos lo han conseguido con la implantación del mismo programa (Cerner Millennium) que el HUCA.

El  HUCA ha alcanzado el nivel 6 por los siguientes motivos: tener digitalizadas todas las historias clínicas; porque los resultados de las pruebas diagnósticas están asociadas a ellas; porque el ciclo de administración de los medicamentos al paciente está cerrado; por la posibilidad de consultar la historia clínica electrónica del paciente desde dispositivos portátiles, tanto en la visita médica como en los cuidados de enfermería y en la administración de medicación a pie de cama; por  la integración de la imagen electrónica y los laboratorios en el sistema de información electrónico; por la toma de constantes vitales a pie de cama por parte de enfermería, y por un plan de cuidados automático para el paciente, realizado a través de unos parámetros que introduce la enfermera y que genera automáticamente el sistema.